800px-jean-francoismilletnadar

Millet fotografiado por el famoso Nadal

Millet era un pintor realista que  despertaba en realidad la admiración de muchos pintores de vanguardia y especialmente años después de su muerte, cuando Alfred Sensier publicó su biografía, la que agigantó aún más su figura, convirtiéndolo en un verdadero mito en su época. “Muchas noches me despierto y siento la necesidad irrefrenable de ponerme a leer algunas páginas del libro”, confesaba Van Gogh en aquellas cartas que dirigía constantemente a su hermano Theo. Este trabajaba con un marchand y gracias a ello le conseguía a su hermano Vincent constantemente copias de grabados y óleos de Millet y se las enviaba para que pudiera copiar a su ídolo.

Los ahora famosos cuadros impresionistas de Van Gogh:  Un sembrador, La siesta, Los primeros pasos, El leñador y tantos otros,  con motivos iguales  incluso en los detalles mínimos a los pintados por Jean-François Millet.

milletxx-descanso-ao-meio-diavangogh2

Quizás no falta alguien quien saca la conclusión de que “el tal Millet” ha copiado “sin lograr su estilo, sus colores”, de los cuadros de Van Gogh.

Pero,las fechas hablan: Los Millet fueron realizados entre 20 y 30 años antes que los ahora tan  apreciados cuadros  del  pintor holandés.

A Jean-François Millet se le han dedicado demasiado pocas  exposiciones y eso ha influido en el desconocimiento relativo de su obra para el público, a pesar de que grabados y óleos suyos se encuentran expuestos en los principales museos del mundo. Se conoce mucho más la obra de su copiador , Vincent van Gogh, que consideraba a Millet como su verdadero padre espiritual y a quien no dejó de copiar hasta su muerte.

Van Gogh decía en una de sus cartas  “Millet es el guía y consejero para los jóvenes pintores”.

Van Gogh se inició en la pintura copiando, primero a Delacroix, a Rembrandt, a Doré, pero todos estos serían reemplazados definitivamente por Millet una vez que conoció sus cuadros.

Copió: así como Delacroix lo había hecho con las obras  de Rubens, o como Manet y Degas lo hicieran con el español  Velázquez.

“Algunos copian y otros no, yo empecé por azar y siento que siempre se aprende y uno encuentra consuelo, compañía en la obra del otro”, decía.

Van Gogh venía de un mundo rural y cuando volvía a su tierra se pasaba el tiempo con la gente de campo, por lo que sentía muy suyos los motivos que expresaba Millet en su pintura

Van Gogh, embelesado con Un sembrador, hizo ocho óleos con ese motivo y escribe a su hermano Theo : “abandono porque nunca podré alcanzar el Sembrador de Millet”.

milletthesower

el-sembrador02

 

 

Van Gogh tiene mucho que agradecer a su maestro y a más de un siglo después de su muerte y Jean-François Millet tiene a su vez algo que agradecer a su discípulo, que aunque tarde, sus temas  captaron la atención del gran público.

 

 

Jean-François Millet (4 de octubre de 1814 – 20 de enero de 1875) además de pintor realista fue uno de los fundadores de la Escuela de Barbizon en la Francia rural. Se destaca por sus escenas de campesinos, donde quiere expresar la inocencia del hombre  en contraposición a la degradación que acompaña al ciudadano inmerso en la sociedad industrial.
Nació en la aldea de Gruchy, municipio de Gréville-Hague, Normandía, pero se mudó a París en 1839. Recibió su enseñanza académica con Paul Dumouchel, y con Jérome Langlois en Cherbourg. Después de 1840 se alejó del estilo de pintura oficial y cayó bajo la influencia de Honoré Daumier el famoso dibujante, de quien aprendió el sentido del contraste de luces y sombras, así como la construcción del cuerpo humano, con simplicidad de volúmenes. En 1849 llegó a Barbizon, entrando en el círculo de la Escuela que toma el nombre de esta localidad.
Millet, poseía un profundo sentido de la naturaleza, al igual que Théodore Rousseau (fueron grandes amigos)  la interpretaba  comprendiendo las voces de la tierra, los árboles o los senderos. Millet afirmaba sentir en la naturaleza más de lo que los sentidos le daban.
Millet, retratará  a  gente humilde  en un gesto de admiración por el pobre del mundo rural, seduciendo a los republicanos y exasperando a la burguesía por tratar esto como tema central en su obra.

El Ángelus quizás la más conocida le aleja un tanto del otro gran pintor realista, Courbet, más áspero y rebelde.

1024px-jean-francois_millet_-_el_angelus_museo_de_orsay_1857-1859-_oleo_sobre_lienzo_55-5_x_66_cm

JEAN-FRANÇOIS MILLET – El Ángelus (Museo de Orsay, 1857-1859. Óleo sobre lienzo, 55.5 x 66 cm

El Angelus de Millet se convirtió en una obsesión para otro el pintor: Salvador Dalí, quien realizó distintas reinterpretaciones pictóricas del mismo tema y sobre cuyo significado escribió entre 1932 y 1935 un ensayo titulado “El mito trágico del Angelus de Millet”. En su libro “Confesiones inconfesables”, Dalí afirmaba que el Angelus se había convertido para él en la “obra pictórica más íntimamente turbadora, la más densa”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s