El retrato de Cecilia Gallerani…

 

“La Dama del Armiño”

640px-Dama_z_gronostajemPintada por Leonardo Da Vinci usando pinturas al aceite y óleo sobre un panel de madera de nogal  mide 54,8×40,3 cm. Lo pintó entre 1489 y 1490 en la corte de Milán.

 

milan

La ciudad de Milán por 1494

En ese momento Milán era una ciudad-estado feudal gobernada por la dinastía de los Sforza convertidos en nobles desde hacía poco tiempo. Su origen era militar y para unos eran héroes, pacientes y astutos que se hicieron a si mismos y para otros solamente vulgares soldados. Sea como fuera para Leonardo era positivo: “Los arribistas siempre son un mecenas insaciables”.

LudovicoSforza_Best

 

Ludovico Sforza, llamado el Moro (1451-1508), segundo hijo de Francesco Sforza, se reveló como su más digno heredero. Su amor por la música, las artes y ciencias en general explican su generosidad hacia Leonardo da Vinci,Gracias a él, Leonardo pintó La última cena para los dominicos de Santa Maria delle Grazie y realizó la decoración de algunas salas del Castillo Sforzesco. Su cultura y el esplendor de su mecenazgo fueron alabados por su cortesanos y hombres de letras.

Allí conoció a la joven Cecilia Gallerani, protagonista del retrato y amante de Ludovico Sforza, Cecilia fue una de las pocas mujeres con las que Leonardo estableció una amistad.

En el siglo XIX en la punta superior izquierda de la pintura fue agregado la inscripción “LA BELLE FERONIERE / LEONARD D’AWINCI” probablemente al ser confundida con un retrato que pintó Da Vinci de la amante de Francis I de Francia titulado “La belle ferronnière ” y en un intento de escribir el nombre usando ortografía polaca.

Este cuadro es quizá uno de los más famosos de Leonardo Da Vinci y forma parte de los cuatro retratos pintados por el artista a lo largo de su trayectoria, siendo los otros tres:

 

el retrato de Ginevra de’ Benci, única obra del autor en América adquirido por la National Gallery of Art de Washington en 1967 . “La Gioconda” y la “Belle Ferronière” en el Louvre.

5811265953_eaecb01b9a_o.jpg

Detalles

El animal que tiene en sus brazos la joven aporta a la obra una serie de asociaciones simbólicas. Se trata de un armiño (Mustela erminea) de la variedad septentrional, o de invierno, caracterizado por la blancura de su piel (aunque el cuadro está coloreado por el barniz y aparece de un color amarillento). Los armiños se asociaban con la aristocracia, y la relación de Cecilia con este símbolo puede haber sido intencional.   Se asociaba a este animal con la pureza y la limpieza, como leemos en el “bestiario” de Leonardo compilado a comienzos de la década de 1490: “El armiño, a causa de su temperamento… prefiere caer en manos de los cazadores antes que refugiarse en una guarida llena de barro, para no mancharse”.

También, en 1488, Ferrán de Aragón, rey de Nápoles,había investido a Ludovico con la Orden del Armiño. El animal que vemos en los brazo de Cecilia es, el emblema del hombre con quién estaba sentimentalmente unida. Valiente e inquieto, el armiño simboliza la unión de los dos amantes.

Como hace con otros retratos, Leonardo representa con  fuerza lo emblemático vemos al armiño como un depredador…también  lo era LudovicoPor esos años  se utilizaban como mascotas. Leonardo consigue un especial realismo, vivaz, gracioso y bellamente iluminado sobre un telón de fondo negro.

La composición es una espiral piramidal. Cecilia es captada moviéndose mientras gira hacia la izquierda, reflejando la preocupación que Leonardo tuvo toda su vida por la dinámica del movimiento. El retrato en tres cuartos de perfil fue una de sus muchas innovaciones del artista. El poeta cortesano del Moro, Bernando Bellincioli, fue el primero que sugirió que Cecilia posa como si estuviera escuchando a alguien que está fuera del cuadro. Al mismo tiempo, tiene la imperturbabilidad solemne de una estatua antigua.

A quién guardas rencor, a quién envidias, Naturaleza?
¡A Da Vinci, que pintó una de tus estrellas!
Cecilia, tan bella hoy es aquella
Frente a cuyos ojos el sol parece sombra oscura.
Tuyo es el honor, aun cuando su pintura
Nos dé a entender que escucha, y no habla.
Piensa que cuanto más viva y hermosa aparezca
Tanto mayor será tu dicha futura.
Dale las gracias pues a Ludovico, o bien
Al ingenio y la mano de Leonardo,
Que te permiten participar de la posteridad.
Quienes la vean, por más tiempo que haya pasado
Dirán al verla viva: así nos basta
Para entender qué es arte y qué es naturaleza.

                                                                                                                             Bernando Bellincioli

Una imperceptible sonrisa se sugiere en los labios de Cecilia: Leonardo prefería sugerir las emociones… más que representarlas de forma explícita. Los accesorios del vestido, la banda de oro de la frente, la cinta negra, el velo sobre su cabeza, el collar- sugieren la condición de la mujer sometida… de la cautiva…de la concubina.

Esta obra en particular muestra la habilidad del pintor para  la forma humana. La mano extendida de Cecilia fue pintada con gran detalle. Da Vinci pinta el contorno de cada uña, cada arruga de los nudillos, incluso la flexión del tendón en el dedo doblado. Da Vinci había practicado el dibujo de retratos de personas con animales en sus diarios muchas veces para perfeccionar sus retratos.

Los rayos “X “revelan algunos detalles y  cambios que hizo el pintor hasta lograr su objetivo… al parecer había una ventana detrás de su hombro izquierdo  de donde proviene la luz y agregó l´ermellino la capa azul y la mano cambió de posición.

Leonardo tuvo toda su vida procupación por la dinámica del movimiento, aire, agua etc. La a composición es una espiral piramidal y la posición:novedosa. Cecilia es captada moviéndose mientras gira hacia la izquierda, gira su cabeza para mirar a alguien …al conde quizás el “armiño” también lo hace expectante se prepara.  Es el primer retrato “moderno” en el arte europeo. Abandona la rigidez del clásico perfil y  propone además los sentimientos, la expresión, los gestos… es “la novedad”  es fotogáfico  “la intantánea”que no hallará eco ni siquiera entre sus discípulos hasta siglos después.

lumiere-technology01

Aunque rechazada por el Duque para casarse con Beatrice d´Este, Cecilia siguió siendo objeto del afecto del Moro y, como madre de uno de sus hijos naturales, continuó recibiendo favores de su mano. Ludovico le concedió unas tierras en Saranno, al norte de Milán.

En 1492 Cecilia Gallerani se casaba  con un cremonés, el Conde Lodovico Bergamini con el que tuvo una vida tranquila. Cecilia mantuvo un pequeño salón en el Palazzo Carmagnola de Milán; entre los que allí le rendían homenaje figura el autor Matteo Bandello, quien le dedicó dos de sus novelle y le elogió por su ingenio su erudición y sus versos latinos. En 1515, tras haber enviudado y haber perdido a uno de los cuatro hijos que tuvo con su marido, Cecilia se retiró al castillo de San Giovanni in Croce donde permaneció hasta el fin de sus días alrededor del año 1536.

Algunos datos de las idas y venidas de la obra

Cecilia se quedó en posesión de su retrato, y el 26 de abril de 1498 Isabella d´Este, hermana de Beatrice, le hizo esta petición:

 

“Contemplábamos hoy unos hermosos retratos pintados por Zoanne Bellino (Giovanni Bellini) cuando comenzamos a comentar las obras de Leonardo y a desear poder ver algunas de ellas para compararlas con las que tenemos aquí. Recordamos que Leonardo pintó un retrato de vos del natural, ¿serías tan amable de enviármelo por medio del portador de presentes que con ese fin os envío? Además de servir para llevar a cabo dicha comparación, nos proporcionaría un gran placer de ver vuestro rostro. Tan pronto como lo hayamos estudiado, os lo devolveremos”.

El 29 de abril, Cecilia contestó que le enviaba el retrato,

“… aunque lo enviaría más gustosamente si se pareciera más a mi. Su señoría no debe pensar que esto se debe a error alguno por parte del maestro, del que sinceramente considero que no tiene igual. Se debe solamente a que el retrato se pintó cuando mi edad era imperfecta y mi rostro ha cambiado completamente desde entonces, de forma que si nos pusiéramos juntos al retrato y a mí, nadie pensaría que era yo la representada”.

 

Tras la muerte de Cecilia, la obra  permaneció en Milán. En el siglo XVIII aún se la podía ver en esta ciudad  en la Colección de los Marqueses de Bonasana.

En 1798, el príncipe Adam Jerzy Czartoryski importó  entre otras obras de arte de Italia a Polonia La Dama del Armiño y el autorretrato de Rafael y los guardó en el museo de la familia llamada la Casa Gótica, cerca de Cracovia. En 1842, la familia Czartoryski vivía en el exilio en París y conservaba “el cuadro de la Dama”, que permaneció 30 años en esa ciudad. Tras la guerra franco-prusiana la familia regresó a Polonia, y en 1876 la Dama del Armiño fue expuesta, por primera vez, en el Museo Czartoryski de Cracovia.

monuments-set

Durante la Segunda Guerra Mundial las obras del Museo familiar tuvieron problemas. En 1939, poco antes de la invasión de Polonia por parte de Alemania, fue escondido …y encontrado prontamente junto con otros tesoros de la Colección Czartoryski -un paisaje de Rembrandt y Retrato de un hombre joven de Rafael – autorretrato de Rafael.

0f3f9089-57bb-435c-89e1-7b89e6e5d25e-338x420
Cuando los alemanes huyeron de Cracovia antes la ofensiva soviética avanzando, Hans Frank a cargo del gobierno nazi en Cracovia envió los cuadros primero a Sieniawa y luego su villa de Neuhaus. Cuando los estadounidenses arrestaron a Frank en 03 de mayo 1945 se recuperaron muchas de las obras de arte robadas, incluyendo la obra de Leonardo, pero el Raphael nunca fue visto otra vez.

Terminado el conflicto bélico mundial. la Dama del Armiño estuvo en el Museo Familiar de los Czartoryski  en Cracovia y debido a  trabajos de mejoras y reformas paso a ser exhibida en el Castillo de Wawel de la ciudad.

Desde diciembre de 2016 la obra es propiedad del gobierno polaco, tras su adquisición a los herederos de la familia Czartoryski.

Tras pasar a titularidad estatal, se expone desde el 19 de mayo de 2017 en el Museo Nacional de Cracovia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s