!Que lugar!!!!

FORMENTOR (1)

En Mallorca,  la afortunada isla española, el paisaje irrumpe majestuoso por donde se mire. Un pequeño recorrido basta para darse cuenta del tesoro que tienen en ella.

Andar por sus rutas es ver ciclistas de respetuosa estirpe de todas nacionalidades y edades. Desde la ciudad de Palma hacia el norte de la isla nada  asombra …todo deslumbra!!!

Si leemos este poema de Miguel Costa i llobera –  1854 -1922 Poeta Mallorquí y sacerdote que nació y vivió casualmente en la zona de Pollença  nos transmite  su belleza y el amor del autor por su terruño.

220px-Portrait_de_Miquel_Costa_i_Llobera_1

“El Pi de Formentor”

 

Hay en mi tierra un árbol que el corazón venera:
de cedro es su ramaje, de césped su verdor;
anida entre sus hojas perenne primavera,
y arrastra los turbiones que azotan la ribera,
añoso luchador.
No asoma por sus ramas la flor enamorada,
no va la fuentecilla sus plantas a besar;
mas báñase en aromas su frente consagrada,
y tiene por terreno la costa acantilada,
por fuente el hondo mar.
Al ver sobre las olas rayar la luz divina,
no escucha débil trino que al hombre da placer;
el grito oye salvaje del águila marina,
o siente el ala enorme que el vendaval domina
su copa estremecer.
Del limo de la tierra no toma vil sustento;
retuerce sus raíces en duro peñascal.
Bebe rocío y lluvias, radiosa luz y viento;
y cual viejo profeta recibe el alimento
de efluvio celestial.
¡Árbol sublime! Enseña de vida que adivino,
la inmensidad augusta domina por doquier.
Si dura le es la tierra, celeste su destino
le encanta, y aun le sirven el trueno y torbellino
de gloria y de placer.
¡Oh! sí: que cuando libres asaltan la ribera
los vientos y las olas con hórrido fragor,
entonces ríe y canta con la borrasca fiera,
y sobre rotas nubes la augusta cabellera
sacude triunfador.
¡Árbol, tu suerte envidio! Sobre la tierra impura
de un ideal sagrado la cifra en ti he de ver.
Luchar, vencer constante, mirar desde la altura,
vivir y alimentarse de cielo y de luz pura…
¡Oh vida, oh noble ser!
¡Arriba, oh alma fuerte! Desdeña el lodo inmundo,
y en las austeras cumbres arraiga con afán.
Verás al pie estrellarse las olas de este mundo,
y libres como alciones sobre ese mar profundo
tus cantos volarán.

Y después de leer este poema…ni dudas quedan…

También Jorge Luis Borges habla de Mallorca…

“Mallorca como lugar parecido a la felicidad, apto para ser él dichoso, apto para el escenario de la dicha », pero enseguida añadió que él, « como tantos otros isleños y forasteros, no había poseído casi nunca el caudal de felicidad que uno debe llevar dentro para sentirse espectador digno (y no avergonzado) de tanta claridad de belleza »

Fantástica tierra de contradicciones y alabanza, que solo merece elogios.

La península de Formentor es, junto con el Cavall Bernat de Cala Sant Vicenç, también del municipio de Pollença, uno de los lugares más retratados y descritos de la isla. Se encuentra en el extremo norte de la isla de Mallorca sobre un promontorio donde la Sierra de Tramontana se funde con el mar. Un lugar, que además de contar con una extraordinaria belleza natural ha servido de inspiración para numerosos artistas.

Siguiendo por carretera se pueden ver diversas calas (Cala Figuera, Cala Murta y Cala en Gossalba), el Mirador del Colomer desde el que se ve el islote del mismo nombre, la atalaya d’Albercutx y el famoso Hotel Formentor junto a una playa de aguas cristalinas.

faro-formentor-mallorca

El Faro

El faro de Formentor,  fue inaugurado en 1863,  para ofrecer una mayor seguridad a las embarcaciones que navegaban por estas costas durante la noche. Pero de todos los faros construidos entonces, el de Formentor fue el que más dificultades presentó debido a su localización, uno de los parajes más agrestes e incomunicados de la isla, lo que por otro lado le permite tener el plano focal más elevado de la misma.

De hecho, el ingeniero Emili Pou fue el promotor y director. Las obras del faro que comenzaron en1860 y finalizaron en 1863, con un coste fue 1.3millones de reales, una cifra superior a lo que habitualmente costaban los faros, probablemente debido a que no existía un camino en condiciones al inicio de su construcción, y los materiales debían transportarse por mar. Trabajaron más de 200 personas. Los obreros trabajaban todos los días, incluyendo domingos y festivos, por lo que el Obispo de Mallorca ordenó que se levantara un altar en este lugar para que pudieran oír misa antes de ponerse a trabajar. Su torre de 22 metros de altura, con el foco a mayor altura de la isla, con casas para los fareros, todo ello situado a 210 metros de altura sobre el nivel del mar.Hasta 1927 el Faro emitía un destello blanco cada 30 segundos con una óptica de 12 paneles.

El Faro, usó en principio aceite de oliva, luego parafina de Escocia y finalmente petróleo, durante 60 años.

En 1962 se instaló línea eléctrica, pero a causa de las frecuentes tormentas tuvo que eliminarse. La óptica posterior tampoco es la que vemos hoy, colocada en 1971, de cuatro paneles catadióptricos. En la actualidad sus datos técnicos del Faro Formentor son:

Latitud N
39° 57′ 39.776″ N
Longitud E
3° 12′ 41.807″ E
Alcance Nominal
24 millas náuticas
Altura sobre nivel del mar
210 metros
Apariencia luminosa
Grupo de 4 destellos cada 20 segundos.
Apariencia diurna
Torre y casa blancas, 22 metros.

Actualmente en el faro hay un bar y miradores con magnificas vistas.

El Hotel Formentor

 

adan_diehl

Adán Diehl – 1891-1953  fue hijo del primer embajador alemán en Argentina, era poeta y vivó en Paris una vida bohemia. En 1929, en el momento de la crisis económica más grande de la historia contemporánea, abría sus puertas el Hotel Formentor en Mallorca. Nacía del deseo de un hombre excepcional, el porteño Adán Diehl, poeta, amante de las artes y amigo de la belleza. Diehl imaginó para su proyecto una tierra casi inexplorada.

Durante la primera guerra mundial Diehl es enviado a Paris como corresponsal por el periódico La Nación de Buenoa Aires, ya su pluma contaba con cierto prestigio en Europa, donde formaba parte de la revista francesa de poesía. Poesía que lo haría célebre años después al ser incluido por Borges en la Antología Poética Argentina.

 

Obras de H. Anglada i Caramasa precisamente los pinos del Formentor

Afincado en Paris, Dielh descubre el norte de Mallorca. Amigo del Pintor Catalán  H. Anglada Caramasa que le mostró la maravilla que el pintaba: La península de Formentor  que por siglos perteneció a la familia Costa su heredero Miguel Costa i llobera el autor del  famoso poema que murió en 1922.

Compra esas tierras. Su deseo: convertir el norte de la isla en un centro de peregrinación y una referencia cultural en Europa. Para lograrlo, hace construir un hotel. Diehl obtiene un crédito ilimitado por parte del banco mallorquín – Crédito Balear – ya que su familia era solvente y estaba emparentada con la banca Tornquist de Argentina.  Comenzaron las obras Diehl introdujo en España la jornada Laboral de 8 horas y buen salario a los trabajadores. El hotel se inauguró el 24 de agosto de 1929 con una gran fiesta anunciada  hasta en las luces de la Torre Eiffel
Diehl y su esposa organizaron la celebración de la « Semana de la Sabiduría » el 1931, también conocida como la « Semana de la Filosofía » que se hizo prestigiosa en toda Europa gracias a la fama de sus invitados como Ortega y Gasset. El Hotel organizaba, por la iniciativa de Diehl, premios literarios como el premio de Los Editores, etc.

 

En muy poco tiempo, el Hotel comienza a tener fama internacional, Diehl está consciente de la necesidad de la publicidad y de atraer a los intelectuales del mundo. Sus influencias son muchas. Todos los días, en Paris, consigue  espacios publicitarios mencionando hasta  la temperatura del agua de la playa. Nace el mito.

scott-schuman

No descuidaba detalle, el modisto Jean Patou creo el pantalón Formentor. Además en su proyecto, tal y como tantas veces insistió su esposa María Elena Popolicio, se generó la creación de fondos para que los artistas sin suficiente dinero para poder pagar el hotel, pudieran instalarse invitados por Diehl a las fantásticas noches de tertulia y poesía que han hecho de Formentor una leyenda.

Pero a pesar de la notoriedad internacional y los invitados de prestigio que visitaban el hotel, Diehl sólo pudo mantener la propiedad de Fomentor alrededor de cinco años. La gran inversión del proyecto lo llevó a la ruina, por lo que en 1935 abandonó la isla para instalarse definitivamente en Buenos Aires.

Las consecuencias del crash financiero de la bolsa de Nueva York, que afectaron también a la Argentina y a la banca Tornquist. Los banqueros no tuvieron más remedio que reclamarle a Diehl el pago de la deuda contraída.

Diehl regresaría a la Argentina en bancarrota y sin saber que pocos años después de su muerte, el Hotel se convertiría en lo que él soñó: una leyenda viva, que atrae actualmente a grandes personalidades.

Formentor-Portada

Grupo de Literatos reunidos por Camilo José Cela navegando frente al Hotel

Desde 1959 se celebra en el Hotel Formentor encuentros literarios del más alto nivel impulsado  en su momento por el Premio Nobel español Camilo José Cela, reunió en este lugar a grandes genios de la literatura.

Autores como: 

 Jorge Luis Borges ( Ficciones) y Samuel Beckett (Trilogy) que compartieron el premio en 1961, 1962 Uwe Johnson (Alemania, por Conjeturas sobre Jacob 1963 Carlo Emilio Gadda (Italia,El aprendizaje del dolor) y Jorge Semprún  (Le grand Bogaye) 1964 Nathalie Sarraute (Francia,   Les Fruits d’or )en1965 Saul Bellow (EEUU Herzog) y Witold Gombrowicz 1967 (Cosmos).

Desde el año 2008 las Conversaciones Literarias las organiza la Fundación Santillana con el mecenazgo de Simón Barceló, actual propietario del hotel. Se organizan, entre marzo y octubre las tertulias poéticas, la Semana de la Música, la Semana de la Literatura y las noches poéticas.

Tras la recuperación, cincuenta años después, en el 2011   han recibido el premio; Carlos Fuentes 2011, Juan Goytisolo 2012, Javier Marías 2013, Enrique Vila-Matas 2014, Ricardo Piglia 2015, Roberto Calasso 2016 y Alberto Manguel 2017.

15232914392952

El escritor rumano Mircea Cartarescu ha sido galardonado con el Premio Formentor de las Letras 2018, según ha anunciado el pasado 9 de abril, el jurado del galardón, reunido por primera vez en Argentina (buen homenaje para Adán Diehl y en Buenos Aires en la casa de la escritora y editora Victoria Ocampo),
La ceremonia de entrega del premio tendrá lugar el 5 de octubre en el Formentor –  Mallorca, dentro del marco de las Conversaciones Literarias de Formentor que este año llegan a su XI edición.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s