Un Museo?… El Hermitage!!!

 

Hermitage-Neva

De izquierda a derecha: El teatro Hermitage; el arco sobre el canal de Invierno; el Gran Hermitage; el Pequeño Hermitage y una parte del Palacio de Invierno

En Rusia, San Petersburgo es también llamada “La Venecia del Norte”, una ciudad con más de 300 puentes que la unen.  Sin duda una de las ciudades más hermosas de Rusia, se encuentra al noroeste del país sobre el delta del río Neva y a orillas del golfo de Finlandia. Fundada por el zar Pedro I -el grande para ser la nueva capital de Rusia y sede de su gobierno desde 1712.

La historia del Museo comenzó con…

En el Palacio de invierno

Este, fue edificado para la zarina Isabel I hija de Pedro I el grande. El arquitecto: Bartolomeo Francesco Rastrelli que realizó con este edificio su «obra maestra»entre 1732 y 1735 dentro del estilo barroco tardío. Después de finalizadas las obras, en abril de 1762 en el palacio se radicó Pedro III– sobrino de Isabel I.

-Rastrelli La longitud de su fachada es de 2 km, el número de habitaciones, salas, aposentos, etc, es de 1054, tiene unas 2000 puertas, 2000 ventanas (de 12 tipos distintos), 120 escaleras. La altura del edificio es de 22 m. 

 

fachada-palacio-invierno-museo-hermitage-san-petersburgo-rusia_71337-23

Tiene suntuosos decorados en el que trabajaron por más de 50 años  figuras como:Y. Velten,  formado en Francia A. Rinaldi,  G. Quarenghi, A. Montferrand. Todos ellos participaron de alguna manera en la decoración y embellecimiento de esta obra espectacular.

El origen del museo

Fue la residencia oficial de los antiguos zares. El último que lo usó  como residencia fue Alejandro II, quien murió asesinado. Sus sucesores, Alejandro III y Nicolás II prefirieron, por seguridad, residir en el no menos magnífico palacio Tsarskoye Selo, a 24 kilómetros al sur de San Petersburgo,  otra de las creaciones de Pedro I el Grande y su esposa, Catalina I, cuyas sucesoras, Isabel I y Catalina II llevaron a su máxima expresión.

El Museo se formó con las colecciónes privadas que fueron adquiriendo los zares durante varios siglos. Actualmente: una de las mayores pinacotecas del mundo.

                                                                                                                                            Catalina II de Rusia

Catalina

colección

La compra  por parte de Catalina II la Grande, de la invaluable Colección Gotzkowsky en el año 1764.

La década de los 60 del siglo XVIII vería el auge y declive de este curioso personaje  cuando en 1760 el ejército ruso, liderado por Heinrich von Tottleben, estaba a las puertas de Berlín, amenazando con el saqueo de la ciudad,  Gotzkowsky rápidamente puso en marcha su diplomacia y logró una rebaja significativa del dinero que pedían los rusos y evitar el saqueo. Un año después, Gotzkowsky realizó la compra de una manufactura de porcelana en Berlín que a pocos de la compra, Gotzkowsky la vendió a Federico II, que la usaría como manufactura real, pasando a llamarse Königliche Porzellan-Manufaktur Berlin (KPM), que todavía hoy sigue abierta. En 1764 Gotzkowsky tuvo que afrontar la situación de cómo el estado prusiano pagaría a Rusia.

Catalina II la Grande ansiaba  una colección de arte que compitiera con las  más existentes de las ciudades de Europa occidental. Gotzkowsky no vio otra solución «pagar» con 225 pinturas que pertenecían al rey Frederick II de Prusia obras de artistas como: Rubens, Rembrandt, Van Dyck, Tiziano, Rafael y Holbein, entre otros. El Duque de Golitsyn (1734-1803) desempeñó un papel importante como galerista y  el seguía los mercados de arte de Europa.

Entre 1765 y 1766 Catalina ordenó la construcción de un edificio de dos pisos anexado al Palacio de Invierno:

pequeno-hermitage

arquitecto francés

J.B. Vallin de la Mothe- lo construyó: el Pequeño Hermitage,que se convirtió en la sede de la colección de arte de Catalina II.

En el  hacía reuniones íntimas y mostraba  sus colecciones de arte. De  estilo neoclásico y conectados a los otros edificios del complejo mediante Galerías y un Jardín Colgante.

Bacciarelli_Heinrich_von_Brühl

En 1769 Catalina II adquirió la Colección del conde Heinrich von Brühl poderoso ministro sajón y gran especialista en obras de arte de la esc. flamenca, holandesa e italiana.compuesta por grabados, dibujos y más de 600 cuadros.

 

En 1771 un nuevo edificio, levantado próximo al Malecón del Neva, se agregó al complejo:

grande-hermitage

el Gran Hermitage: de tres pisos en estilo neoclásico y con una fachada decorada con líneas verticales y horizontales. En 1792 se le agregó a este: la Sala Rafael, para albergar obras provenientes del Vaticano. Más tarde se construyó un puente que conectaba este edificio con el Teatro, construido entre 1783 y 1787 al otro lado del Canal de Invierno.

Nuevas colecciones se agregaron en 1772 Colección Antoine Crozat
titular del marquesado du Châtel creado para él por Luis XIV. Los herederos  vendieron a la emperatriz su colección de 400 cuadros, dibujos, junto a piedras talladas, y esculturas…

Antoine_Crozat

 

En 1779 adquirió la colección de Robert Walpole, considerado como el  Primer ministro del Reino Unido, que comprendía obras de Murillo, Rembrandt, Rubens van Dyck.

Robert_Walpole_prime_minister_of_Britain

En 1781 compra la colección del Conde de Baudouin, que abarcaba 119 obras de artistas flamencos, holandeses y franceses, y en 1787, la colección de escultura de John Lyde-Brown, director del Banco del Reino Unido, que contenía 300 esculturas, entre las que se encontraban varias esculturas romanas, una griega y esculturas renacentistas. Gracias a un banquero inglés W. Coesvelt, se obtuvo la colección de arte español: Antonio Pereda, Maíno, Zurbarán, Ribalta, Pantoja de la Cruz, Murillo.

El Teatro del Hermitage fue ordenado a construir por Catalina entre los años 1783 y 1787.

el-teatro-hermitage

Kvarengi

Lo realiza el arquitecto Giacomo Quarenghi. Se encuentra al otro lado del canal de Invierno. En la actualidad, se siguen representando obras teatrales dentro de la programación del museo.

Entre 1787 y 1795 se construyó la Sala San Jorge o Sala del Trono, de 800 m2 de superficie.

Catalina II fallece en 1796. Consiguió tener la mayor colección privada de Europa. Compró alrededor de: 4.000 pinturas, 10.000 grabados, 10.000 dibujos, 38.000 libros y 16.000 monedas y medallas.

El Museo

Alejandro I

En 1837 un gran incendio destruyó casi todo el interior del Palacio que obligó a derrumbar tres corredores para que el fuego no llegara al Hermitage. El zar Nicolás I ordenó reconstruirlo por completo, la restauración se realizó en sólo dos años por A. Briulov, V. Stásov y K. Rossi. El aspecto exterior del palacio se conservó, pero la mayoría de los interiores fueron decorados de nuevo.

En 1850, se adquirió la colección del Palacio de Cristoforo Barbarigo de Venecia en donde había muerto el pintor Tiziano. Esta colección incluía cinco cuadros del mismo Tiziano, que se unían a los otros tres que ya contenía la colección.

Nicolás I quiso estar acorde con el resto de Europa y mandó cambiar la entrada para que pudiera ser abierto al público. Para ello encargó el proyecto al arquitecto alemán Leo von Klenze, que poseía experiencia en la construcción de museos. El 5 de febrero de 1852  se inaugura el Museo del Hermitage.  Los festejos incluyeron una función en el Teatro del Hermitage y un banquete para más de seiscientas personas.

Siguieron las compras

En 1865 se compró el famoso cuadro de Leonardo da Vinci, la Madonna Litta al Conde Litta, junto con otros tres cuadros, por 100.000 francos. En 1870, se compró por 310.000 francos la obra maestra de Rafael La Virgen y el Niño, que el gobierno italiano intentó comprar para evitar que saliera del país, pero no pudo igualar el alto precio.

En 1861 el Museo adquirió la colección del marqués de Cavelli, Gianpietro Campana. Este arqueólogo aficionado era el director del Banco Monte di Pietà de Roma y utilizó fondos del banco para adquirir sus antigüedades. Cuando fue sentenciado a 20 años de prisión, el Estado subastó toda su colección, que se repartió entre el Hermitage y el Museo Napoleón III de París (actual Louvre). La colección adquirida por el Hermitage abarcaba más de 500 vasijas griegas, 200 bronces y esculturas de mármol, mientras que el museo parisino adquirió mayormente pinturas.

En 1886 adquirieron la colección de Aleksandr Basilevski, que comprendía todo tipo de piezas medievales, de marfil, esmaltes, y todo tipo de objetos, que el museo compró por 6 millones de francos. Además, un año antes se había trasladado la Colección Imperial de Armas al museo.

Cambios de aires…

Con la Revolución de octubre de 1917 pasó a ser Museo Estatal. Durante la década de 1920, se trasladaron 500 obras al Museo Pushkin de Moscú, para que el arte no estuviera tan centralizado en San Petersburgo. En los años 30, se trasladaron otras 70 obras, entre ellas pinturas de Rubens, Rembrandt y Tiziano. A mediados de los años ’30, se produjeron una serie de ventas de cuadros al extranjero, lo que supuso una gran pérdida para el museo. El objetivo de estas ventas, según la postura oficial, era la financiación del propio estado.  Se vendieron más de 2.800 cuadros, entre los cuales había 250 obras mayores y 50 obras maestras. Desde el año 1932 hasta el final de la Segunda Guerra Mundial, fueron saliendo obras menores del museo para ser vendidas o  distribuidas entre las distintas repúblicas soviéticas.
Con la entrada de las tropas alemanas en Rusia en el año 1941, se inició la evacuación de las obras !! más de un millón de obras!!, trasladadas en tren hasta Sverdlovsk, en los Urales.  Al final de la Segunda Guerra, el museo tuvo que ser restaurado debido a los daños sufridos y volvió a abrir sus puertas al público, con sus obras colocadas en su lugar de origen.

En el año 1948, el Museo de Arte Contemporáneo Occidental de Moscú donó al Hermitge – 320 obras de arte del siglo XIX y XX, entre las que se encontraban obras de Renoir, Matisse, Picasso, Monet, Van Gogh y Gauguin.

Expansión del Museo

La primera sede del Museo Hermitage en suelo internacional se inauguró en el año 2000, en Somerset House de Londres. Al año siguiente abrió otra filial en Las Vegas-USA y más tarde  en Ámsterdam, Venecia y se espera que para el 2022  se logre en Barcelona.

Sus guardianes…todavia-forman-manera-simbolica-Hermitage_

Los gatos. La historia de los felinos del Hermitage se inicia en 1745, cuando la emperatriz Isabel I,  firma un ucase que ordena «hallar en Kazán a los mayores y mejores gatos, aptos para cazar ratones, para mandarlos a la corte de Su Majestad».
Luego, en la época de Catalina II (1729-1796) los felinos pasaron a ser conocidos como «los gatos del Palacio de Invierno» al residir oficialmente en ese lugar para preservar a las obras de arte de los roedores.

Hoy tienen derecho a una fiesta en su honor, una vez al año, y el museo ha creado un sitio web para que los ciudadanos puedan adoptarlos.

Podemos «hacer las visitas virtuales» que nos ofrece Museo… en el segundo piso estan: Tiziano, Rafael, Leonardo, Rembrandt…

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s