El genio del Renacimiento

leone-battista-alberti-1404-1472-italian-mathematician-architect-painter-and-writer-stipple-engraving-french-1838-granger

Leone Battista Alberti (1404-1472)

Fue «El hombre del Renacimiento», el Primero con todo lo que eso significa al exponer sus avanzadas ideas dejando atrás definitivamente la vida medieval.

Fue un auténtico diletante:  Jinete, atleta, gran conversador, dramaturgo, lingüista, compositor, arquitecto, matemático y sacerdote. Ejerció como funcionario en Roma durante algunos años y en su tiempo libre estudiaba las ruinas de la Antigüedad.

Toda su vida huyó de lo práctico. Pero tuvo una «vista providencial» que lo llevaron a concebir notables edificios.

Obras en arquitectura

Terminó la fachada de Santa Maria Novella en Florencia (1456), introduciendo en ella el esplendor glorioso de un sol y el motivo de grandes volutas para unir las alturas de las naves

Detalle que fue muy copiado, desde el Gesù de Vignola en adelante, además de revestirla completamente de mármol, una de las herencias más persistentes de la antigua Roma.

El palacio Rucellai en Florencia

Fue encargado por Giovanni Rucellai, miembro destacado de esa familia de ricos tintoreros de tejidos y después, Banqueros.

Este palacio está hecho de piedra. El muro almohadillado, que consiste en rebajar los bordes para dar sensación de relieve a los sillares. Técnica que fue también copiada hasta el cansancio… esta, aparecía en acueductos y puentes romanos de la antigüedad. La dirección técnica de esta obra fue de Bernardo Rosellino.

Los nuevos tiempos del Renacimiento consistía en demostrar: el PRESTIGIO, debía tener carácter plurifuncional como ser: vivienda, recibir a embajadores y nobles, realizar fiestas y negocios. A su entrada, en el banco exterior, se sentarían a esperar «los clientes» la audiencia de los poderosos banqueros.  Además, vincular la obra al «marco urbano» que era lo fundamental.

Esta nueva arquitectura renacentista se estableció como modelo que sería imitado por más de 400 años.

alberti

Alberti prioriza el trabajo intelectual del diseño, sobre el del constructor. El es sobre todo un gran teórico que proyecta o diseña gran variedad de edificios y escribe los tratados para la posteridad. Nunca puso «manos a la obra» se lo dejaba a los constructores o artesanos especialistas… jamás compitió con ellos.

También remodeló la iglesia gótica de San Francesco en Rímini (1450) como mausoleo de la familia Malatesta, aunque nunca la terminó.

Dos bellas iglesias en Mantua: San Sebastiano (1460), con la planta centralizada que el arquitecto defendía, basada en un cuadrado y no en un círculo «divino».

La otra, Sant’Andrea (1470), de cruz latina, levantada sobre altos podios, otra teoría albertiana materializada que dominaría el diseño de las iglesias durante varios siglos.

Gracias a figuras como Alberti que hizo tanto investigó en su tiempo,  se convirtió en el referente del «Gran estilo internacional»:  un nuevo tipo urbano que afectaría fuertemente a la Historia  de la Arquitectura.

El espacio urbano.

Su pensamiento era: Dejar de considerar exclusivamente la «arquitectura del edificio» para tener en cuenta el entorno.

De_Re_Aedificatoria «El arte de edificar»- es un tratado en diez libros acerca de arquitectura escrito en latín en torno al año 1450 por Alberti durante su permanencia en Roma.

Es considerado el tratado arquitectónico más significativo de la cultura humanista mundial.

De re aedificatoria es considerado el texto fundador de la arquitectura.

La plaza

El centro por excelencia de la vida urbana.

La plaza Roja de Moscú…impresionante!

-Rusia plaza aroja
En el s. XVII, las plazas fueron llamadas « plaza georgiana».  Con grandes e importantes edificios que se caracterizan por la abundancia de columnas y frontones.
Esta «Arquitectura georgiana» estaba inspirada en la arquitectura clásica renacentista de Alberti. Fue el nombre dado en los países de habla inglesa que adoptaron este estilo  llevado a cabo entre 1720 y 1840, llamado así por los cuatro reyes británicos llamados Jorge (George) que reinaron  desde 1714 hasta 1830.

Los teatros renacentistas como el Farnesiano de Parma, el de Vicenza.

farnesiano-parma-006

Entre ese estilo de edificios se destacaron los nuevos…

THE_ARMY_AND_NAVY_CLUB_HOUSE,_PALL_MALL

Los clubes de  la calle Pall Mall.

Si, esta calle albergaba varios clubes de caballeros aristócratas construidos entre el siglo XIX y principios del XX. Entre los clubes se destacan el Athenaeum, el Travellers, el Army and Navy, el Reform, el Oxford and Cambridge Club y el Royal Automobile Club.

En la actualidad, estos clubs se muestran  democráticos en cuanto a la admisión de socios en lo relativo al estatus social y al género…  aceptan también a mujeres.

Los bancos de Wall Street.

Fue el límite norte de Nueva Ámsterdam. Allí, los colonos holandeses construyeron en 1652 un muro de madera y lodo, como defensa contra un eventual ataque de los indios…  o de los ingleses y colonos de Nueva Inglaterra. El muro,  fue derribado por los ingleses en 1699. La muralla desapareció, pero, se sigue recordándola.  WALL st.

Y muchos más que se fueron sumando…

Pero Alberti, nuestro «genio Renacentista», dejó que naturaleza y razón, saber y juicio, armaran»el edificio» de sus propias ideas para lograr vivir  en armonía.

Según retrato de su  gran amigo Landino :«lui geometra, lui aritmetico, lui astrologo, lui musico, e nella prospettiva meraviglioso»,  contribuyó a alimentar su leyenda.

 El Aritmético y geómetra, escribió tres libros de pintura (Trattato della pittura, 1435), un tratado sobre tracción (Trattato sui pondi, leve e tirari) y sobre los métodos de medir alturas (Ludi matematici, De punctis et lineis apud pictores), algunos libros sobre la vida civil (De republica, de vita civile et rusticana et de fortuna) y otros amorosos en prosa y verso. Fue el primero que intentó traducir versos de lengua vulgar a la métrica de los latinos. Un total de 43 obra ( sin contar su tratado De re aedificatoria que son 10 tomos) todas obras valoradas y difundidas, que provocaron  fascinación en su tiempo y ocupan un lugar de  privilegio en la literatura universal.

Pero fue el Momus, el que gozó de gran éxito en los ambientes humanistas. Lo redactó en Roma entre 1440 y 1450, es un  tratado satírico político-moral sobre el príncipe y el Estado, en latín.  Una gran meditación de carácter utópico que Alberti dedicó «al primo Papa del Rinascimento», Nicolás V, y a su proyecto de renovación no sólo de Roma sino de la sociedad del Quattrocento, que bien pudiera emparentarse con el Encomiun de Erasmo de1509 y la Utopía de Tomás Moro de 1516.

A partir de sus modelos arquitectónicos y de sus escritos, se inicia la teoría del arte académico, elevando la pintura, la escultura y la arquitetura a la misma categoría artística que la poesía o la filosofía. El papel social del artista creció hasta obtener un destacado lugar en la sociedad.

Jardines Renacentistas

Alberti asocia belleza con armonía, y expresa la idea de la utilidad de  «la ornamentación» en todas las artes incluyendo la belleza de los jardines.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s