«El cambista y su mujer»

El prestamista

En la primera mitad del siglo XVI, Amberes era el centro europeo que dominaba el comercio del Norte con el Sur. Mercaderes y comerciantes portugueses y españoles, banqueros alemanes e italianos hacían negocios en la atareada ciudad, capital económica de Europa. Como consecuencia de ese cosmopolitismo económico surgen «los cambistas». Estos, se encargaban de encontrar el equivalente real entre las diversas monedas europeas -pesándolas, teniendo en cuenta el tipo de metal precioso, oro ó plata de que estaban hechas.

La Obra

Es un óleo sobre tabla de 71 cm de alto y 68 cm de ancho. Data del año 1514 y se conserva en el Museo del Louvre de París. La realiza el pintor Quentin Matsys -Lovaina 1465-Amberes 1530. Es una obra «minuciosa» de un pintor de técnica precisa, de miniaturistas. Matsys, se establece en Amberes en1491 donde funda la Escuela pictórica de Amberes.

Se trata de una de las primeras Escenas de género de la historia del arte.

Pero no es una «simple» escena de género, pues la inscripción que figuraba sobre el marco, fue tomada del Levítico y decía:

«Que la balanza sea justa y los pesos iguales». Esto remarca la intención moralizante de la obra que representa el taller u oficina de un «cambista».

En ella, Massys utiliza el estilo «renacentista italiano». escorzos y  técnicas nos da una clase magistral en pintura de esta «naturaleza muerta». Digamos  que retrocede -casi cien años-, para inspirarse en Jan Van Eyck . De él, toma la minuciosidad de los detalles, el realismo milagroso de materias y texturas,  telas, cristal, metales, perlas, maderas y el simbolismo oculto: detalles aparentemente realistas, que disfrazan y hacen presente la religiosidad que impregnaba la vida cotidiana.

Un muestrario de objetos que alcanzan por separado la categoría de pintura de género o bodegón. Vasijas de cristal…monedas…joyas e instrumentos  necesarios para la profesión de » cambista»,  el precioso códice o el espejo convexo dan prueba del próspero comercio.

 Historia del Arte

Renacimiento

“Los pintores comenzaron a tratar nuevos temas. Quentin Massys, por ejemplo, desempeñaron un papel activo en la vida intelectual de sus ciudades
y comenzaron a hacerse eco de las preocupaciones éticas expresadas por los pensadores humanistas con nuevos cuadros que usaban escenas seculares para impartir mensajes moralizantes. Su pinturas advertían vivamente contra el juego, la lujuria y otros vicios”

camb

«El cambista» concentrado en su  oficio, sostiene una minúscula balanza instrumento fundamental de su labor diaria y pesa cuidadosamente las monedas, en un escenario que recoge con extraordinario realismo,  mientras su mujer hojea un libro de oraciones se supone también de uso cotidiano. Están en el local ante la mesa de trabajo.

1343400453

Al fondo, detrás de ellos por la puerta entreabierta se pueden ver dos personajes dialogando, quizás… posibles clientes.

 Erwin Panofsky en su obra Early Netherlandish Painting– 1953 sostuvo que los pintores flamencos del Renacimiento tenían que reconciliar el “nuevo naturalismo” con mil años de tradición cristiana. Santo Tomás de Aquino, pensaba que los objetos físicos eran «metáforas corpóreas de cosas espirituales».

Panofsky sostiene:“En la pintura primitiva flamenca, el método del «simbolismo disfrazado» se aplicaba a todos y  a cada uno de los objetos, fueran naturales o hechos por el hombre”.

Los protagonistas de la obra

matrimonio

Los esposos visten como burgueses. Sus atuendos tienen ornamentos de piel, cuellos y puños, el,  casaca en un sobrio color apagado y ella en un vestido en destacado tono escarlata. Llevan tocados a la moda del lugar para indicar su destacada posición social.

La balanza

La Justicia, una de las virtudes cardinales la tiene en sus manos y gobierna a las otras tres: la Prudencia, la Fortaleza y la Templanza. Hasta el signo zodiacal que corresponde a la balanza, Libra, en el equinoccio marca el momento del año en que se equilibran la duración del día y noche.

moneyley

«El cambista» está pesando cuidadosamente las monedas. En aquella época, las monedas del mismo valor variaban en la cantidad de oro que contenían por lo tanto en su valor real en el cambio, debido a las prácticas usuales de limarlas, recortarlas, o “hacerlas sudar”, agitándolas en un saco para recoger el polvo de oro producido.  «El cambista» está  llevando a cabo su trabajo. No está contando dinero como lo haría un avaro. Si nos fijamos en la expresión de su cara, es  la de un concentrado trabajador desempeñando cuidadosamente su oficio.

 Libro de Horas

Libro de horas

Devocional de lujo, propio de los burgueses.  Eran sumamente costosos porque era miniados.

esposa

La mujer, pensativa, está volteando una hoja quizás comenta algún pasaje bíblico y se lo hace notar a su esposo. El libro de horas junto con la balanza nos hablan del equilibrio entre lo espiritual y lo mundano.

Espejo

La palabra latina «speculum» tiene sentido abstracto de especulación intelectual.

ESPECULAR-es: perderse en sutilezas o hipótesis sin base real. ESPECULAR es: procurar provecho o ganacia fuera del tráfico mercantil.

ees

Sobre la mesa hay un espejo convexo reflectante en el que el artista se pintó con turbante rojo, recordando la técnica similar empleada por Jan van Eyck en El retrato del matrimonio Arnolfini – en la National Gallery, Londres.

espejo del M. Arnolfini

A lo lejos la torre de la Catedral de Amberes que se estaba terminando por esos años…Este detalle es un mero detalle para demostrar el virtuosismo del pintor.

El espejo, simboliza el «reflejo del mundo exterior», lo que no vemos del cuadro… con doble carga moralizante.

Detrás de ellos, en la repisa…

manzana

Un botellón de cristal, folios, carpetas, cajas, libros contables y una manzana…transmitiendo lo inmediato: una sensación de magnífica abundancia… pero también, malestar, es emblema de la finitud, la vanidad de la condición humana.

El pintor quiso insinuar el conflicto entre la avaricia y la oración que había en esa época, haciendo una introducción satírica en la pintura.

«Poniendo el fundamento de la vida en Dios…la mirada se vuelve generosa y la vida luminosa…porque es donde está tu riqueza y tambien tu corazón».

El autor

En muchas de las obras de Quentin Metsys se puede ver la crítica hacia la sociedad de su tiempo, ya que en la ciudad de Amberes se estaba viviendo un voraz capitalismo, amparado en la política expansionista de Carlos I.

De hecho a Metsys, se le considera uno de los iniciadores de la pintura de sátira social.

The-Moneychanger-and-his-Wife-by-Quentin-Metsys

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s