Los «Sabios de Oriente»

Existe un manuscrito datado por 1145 y copiado al final de unas páginas sobrantes del Códice de la Biblioteca Nacional de Madrid que contiene unos «comentarios a unos textos bíblicos» sobre la Adoración de los Reyes denominada:

«AUTOS de los REYES MAGOS»

Esta es una obra teatral de las que existían en la Edad Media, no sólo en España sino en toda Europa, originadas en ambientes eclesiásticos.

Estos Magos o Sabios de Oriente siempre fueron misteriosos…aparecieron siguiendo una estrella extraña, igual que ellos… será por eso que siempre son amados, esperados no importa el tiempo que haya pasado…

Detalle de Los magos en la Catedral de Chartres

los-tres-reyes-magos-vidriera-de-la-catedral-de-chartres-francia

En esta obra «AUTOS»… aparecen los tres Reyes Magos» esta era una alusión a los paganos de Oriente, a los adoradores del fuego de origen zoroastriano, los fieles a Mitra o los Sabeos. Los sabeos, un pueblo del Sur de la Península de Arabia que fueron adoradores y conocedores de los astros y planetas. Eran comerciantes de la mirra y el incienso, productos costosísimos y curiosamente dos de los dones que se menciona en el Evangelio.

Esta obra dataría de fines del siglo XII principios del siglo XIII y según Pidal y otros estudiosos, el manuscrito procede de la Catedral de Toledo.

Estas celebraciones teatrales navideñas, comienzan por lo menos el siglo IX en Europa, arrancando con los llamados tropos, piezas musicales dialogadas y que acabaron incorporando pequeñas representaciones escénicas del tema que la pieza desarrollaba. Se escribían en latín, los hay en Cataluña del siglo XI y XII donde se implanta el ritual católico franco-romano, y más tardíos los del «Ubi est» y «Ora est» y el llamado “Officium Pastorum”, que trata sobre la aparición del ángel que anuncia la Natividad de Jesús y la Adoración de los pastores. De esta última obra, hay constancia esta en Coimbra- Portugal.

auto-de-los-reyes-magos-1-biblioteca-nacional-de-madrid-espac3b1a

También, «El Misterio de los Reyes Magos«, hallado en un códice del año 1060 que se conserva en Nevers- Francia, en una lengua que mezclaba el latín y el romance popular.

Los Evangelios apócrifos traducidos del francés y basados en tradiciones cristianas orientales también apócrifas, especialmente el llamado: «Evangelio Árabe de la Infancia» o algunos «Escritos armenios«, hablan de los “Sabios de Oriente”.

Y es en Oriente donde ocurre el Nacimiento de Jesucristo, portador de una Sabiduría nueva que viene a alumbrar al mundo y a Occidente además de ser el triunfo de la Luz sobre las tinieblas del invierno.

La obra de Tertuliano colabora fuertemente en esto. Señala que Oriente es el lugar donde nace el Sol y la Luz en general. Simbolizaba lo espiritual, la Sabiduría y así lo creía por ejemplo Avicena en un contexto sufí islámico.

Estos Sabios al provenir de Oriente, traen un bagaje de conocimientos y antiguas tradiciones astronómicas. El intercambio cultural y comercial que se daba entre Europa y Tierra Santa contribuyó a la difusión de leyendas y tradiciones..

AutoReyesMagos

Los tres Sabios

Hubo dudas de cuantos eran y tres parece ser la fuente más probable dado que Orígenes s.III habla de este número, asociándolo a los tres dones que recibe el Niño Jesús. En arte, tenemos manifestaciones tempranas de estos tres sabios de Oriente tanto en la iconografía tardoantigua o altomedieval como en el mosaico bizantino de San Apolinar el Nuevo de Rávena siglo VI donde aparecen los tres personajes con su nombre por vez primera y vestidos al estilo persa, con gorros frigios ofreciendo sus presentes a María y el Niño.

REYES2

La tradición de los tres regalos mencionada en el Evangelio y en la obra teatral tiene su parangón con las ofrendas: oro, incienso y mirra, nos remite al origen sabeo para los Sabios de Oriente.

En el AUTO, a los tres personajes insignes y mágicos se les llama “estrelleros”, bonito nombre para astrónomos… no se les da el tratamiento de “Reyes” como se hizo posteriormente.

Hay un detalle interesante en representaciones pictóricas desde Rávena hasta el gótico, los Magos de Oriente entregan sus presentes envueltos entre las mangas de sus ropajes, siguiendo una ancestral costumbre de respeto a los reyes y personajes ilustres datada en Persia que luego pasó a Grecia y Roma y de ahí a Bizancio primero y luego al arte románico.

Las manos se velaban porque se creía que los objetos sagrados quedarían profanados si eran tocados con las manos desnudas, “sucias”; con un lienzo entre la mano y el objeto se mantenía la pureza sacra.

Con frecuencia eran los propios ropajes los que servían para velar las manos pero en algunos casos se utilizaba un paño blanco “fanonibus candidis». Jesucristo es sagrado y como tal merece el mayor de los respetos y la donación de unos presentes con un protocolo digno de reyes.

Las Reliquias de Los Magos de Oriente

relicario-de-los-reyes-magos-en-colonia

Prácticamente por las mismas fechas de estos «AUTOS» fue la llegada de las reliquias de los Tres Magos a Colonia- Alemania. Tomadas de Milán por el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Federico Barbarroja, fueron «donadas» al Arzobispo de Colonia, Reinaldo de Dassel en 1164; y desde finales del XII y principios del XIII, reposaron en un lujoso relicario dorado que fue objeto de una gran devoción y piedad populares. La Catedral de Colonia está consagrada a los tres Reyes Magos.

Estas obras dramáticas navideñas se representaban durante las misas o como complemento a éstas, pero salvo “El Auto de los Reyes Magos” solo tenemos constancia documental por fuentes indirectas no conservándose nada hasta Gómez Manrique, en época de los Reyes Católicos, que escribe su Representación del Nacimiento de Nuestro Señor-1476 para ambientes cortesanos y que junto a otra pieza de temática navideña anónima escrita en Burgos, el AUTO de la Huida a Egipto hacia 1500, componen las manifestaciones teatrales navideñas más tempranas.

Después del Concilio de Trento, numerosos autores, especialmente del Siglo de Oro español XVI y XVII escribieron AUTOS entre ellos: Pedro Calderón de la Barca, Tirso de Molina, Lope de Vega, etc. La Ilustración del siglo XVIII los combatió ferozmente y consiguió prohibirlos en 1765.

Actualmente…

Esta obra ha sido adaptada al castellano en una nueva versión y vuelta a poner en escena por distintos grupos teatrales, tanto amateurs como profesionales por toda la geografía española. Lugares como Tábara, Paredes de Nava, Gáldar, Villena etc.

El texto escrito como si fuera prosa, a cada rey sus diálogos, adaptados a la actualidad. Aparecen: Los tres magos, Herodes, dos rabinos junto a un mayordomo de Herodes que no habla y hace de comparsa. Escénicamente estos personajes se moverían poco en un espacio con varios niveles y cercano del altar.

No deja ser interesante este “revival” del tema del AUTO de Los Magos para la investigación del estudio del Teatro medieval español y europeo en general, puesto que en la Edad Media la noción de teatro tal como la entendieron las civilizaciones griega y romana había desaparecido completamente.

Recién el Renacimiento, la idea del teatro con representación de un texto dramático, volvió a generalizarse. Por este motivo, algunos autores prefieren hablar de «teatralidad medieval» para referirse al conjunto de prácticas escénicas y representativas en el que progresivamente irá dibujándose el teatro tal como lo conocemos hoy.

Algunos maravillosos Reyes Magos de Oriente

La Adoración de los Magos – Gentile da Fabriano– 1423- Galería Uffizi- Florencia-Italia

adoracion-de-los-magos-gentille-da-fabriano-1-953x1024

La Palla Strozzi. Uno de los hombres más ricos de la Florencia de su tiempo fueron sin duda los Strozzi.

Para su capilla familiar en la iglesia de la Santa Trinidad, se contrató a Gentile da Fabriano. Este era un pintor representante del Gótico Internacional, que realizó una auténtica obra maestra para finales del gótico, en la que se mezclan influencias sienesas y lombardas, con el detallismo de los libros miniados y con algo del quattrocento en las escenas del fondo.

Totalmente alejada de la humilde escena que narran las Escrituras, tenemos ante nosotros un despliegue de materiales carísimos, bellos detalles mostrando la riqueza y suntuosidad de los tejidos, vistiendo a los Reyes de Oriente y a personajes de la alta sociedad florentina. Hay retratos de los Strozzi, y de algunos de sus clientes.

Aparecen en la escena animales exóticos como demostración del poder económico de la familia donante… ellos los tenía en sus exquisitos jardines.

Debajo… la «predela«-panel debajo del altar, con tres magníficas obras consideradas auténticas miniaturas.: la Natividad, la Huida a Egipto y la Presentación en el templo … esta última es una copia. La luminosidad de esta tabla se logró colocando una capa de oro antes de pintar.

Palacio Médici-Riccardi.Capella dei MagiBenozzo Gozzoli. Frescos. 1459/61. Florencia- Italia

pared este-Gozzoli_magi

pared sur

pared oeste

Los frescos ocupan la totalidad de los muros: este-sur y oeste, orientadas hacia el ábside. El episodio está desarrollado en tres de ellos: La Cabalgata, Cortejo de los Reyes Magos y Camino de Belén y en los muros del ábside además se representa La Anunciación a los Pastores y Adoración de los ángeles.

Benozzo Gozzoli, fue artista de transición entre el Gótico y el Renacimiento, la obra, claramente inspirada en la Adoración de los Magos de Gentile da Fabriano. Aquí, el «Belén» de los Magos es la Florencia de la familia Medici, que regalaban al pueblo una cabalgata similar a las noches de Reyes actuales.

Adoración de los Magos.EL Bosco. Óleo sobre tabla 1494 De 138 x 138 cm, ­firmado en la tabla central : IHERONIMUS

la-adoracion-de-los-magos-el-bosco-1024x893

Una obra maestra de este célebre artista, un Tríptico del maestro neerlandés. En 1839 pasó a formar parte de la colección del Museo del Prado de Madrid, donde se encuentra en la actualidad conservando incluso su marco original.
En el ala izquierda está: Peter Bronckhorst con san Pedro con sus llaves como santo patrono del donante junto al blasón familiar, al fondo san José junto al fuego secando los pañales del Niño.

Aparecen personajes ajenos a la iconográfica de esta temática. El Bosco reinterpreta el momento: vemos a los pastores, trepando por el árbol lateral de la cabaña y espiando con curiosidad chismosa… nada que ver con las dulces y tiernas escenas acostumbradas…

Introduce el anticristo: un Herodes que asoma por la puerta con algunos de sus secuaces. Los Magos magníficos en ropajes y regalos.

En el ala derecha Santa Inés detrás de ella su corderito, junto a la donante Agnese Bronckhorst. Los hermosos paisajes se supone Jerusalén por la importancia de los edificios. Todo un monumento simbólico es este tríptico tanto abierto como cerrado.

150px-Hieronymus_Bosch_062

El Bosco presenta esta obra como la llegada de la salvación al mundo como se puede apreciar cerrado. Y a los Magos como representantes de las razas del mundo por entonces conocido, habla de la Redención de los pecados … si nos fijamos tras uno de los ejércitos del fondo, a lo lejos, un caminante tira de un burro y sobre el, un mono, símbolo de la lujuria.

Cada vez que se mira con atención un cuadro de El Bosco, se encuentra algo nuevo.

La adoración de los Magos- de Durero 1504. Óleo sobre tabla De 100 cm de alto y 114 cm de ancho. Se exhibe en la Galería de los Uffizi de Florencia-Italia

adoracion-de-los-magos-durero-1024x894

Renacimiento italiano en esta obra del pintor alemán que la realizó por encargo de Federico el Sabio. Era parte de un retablo desmembrado en la actualidad.

La tabla tiene el vivo cromatismo y la luz veneciana, en la figura de la Virgen se observan influencias de Giovanni Bellini y la arquitectura de los fondos nos lleva a la pintura de Andrea Mantegna.

La perspectiva interesantísima: la dirección del punto de fuga es diagonal con gran precisión entre la perspectiva y las proporciones. El paisaje, recuerda la pintura flamenca y los detalles: los insectos del primer plano … o las pedrerías del traje de Melchor.

Solo puso cuatro figuras monumentales que rodean al niño yconsigue un diálogo natural con el entorno…el rey Gaspar, es un autorretrato del pintor,

La adoración de los magos – de Rubens en el Museo del Prado Óleo sobre lienzo 1608/09

adoracion-magos-rubens-1024x715

Su versión de la famosa visita de los Magos, es una obra maestra del pintor barroco Peter Paul Rubens.

Fue un encargo del Ayuntamiento de Amberes para decorar la Cámara de los Estados, para una ocasión histórica: la firma del Tratado de Amberes en 1609. El tema se eligió como símbolo de los beneficios que la ciudad esperaba obtener con la firma de aquel Tratado.

Años después, en España entre 1628 y 1629, lo modificó agregando numerosos detalles y ajustándolo al estilo que desarrollaba en aquella época. En la franja añadida a la derecha Rubens incluyó su autorretrato. Se representó montado a caballo, con espada y cadena de oro, reflejando con ello la condición nobiliaria que le había concedido en 1624 Felipe IV. Fue la única vez que incluyó un autorretrato suyo inequívoco en una pintura narrativa.

Son evidentes las influencias de Miguel Ángel, Caravaggio, y Tiziano, y los restos de arquitectura clásica que sirve de Portal. Todo el lujo y el boato que se le supone a una reunión política de la importancia de aquel famoso Tratado están reflejados en esta espectacular escena nocturna que se ilumina con la luz que emana del Niño.

La obra se salvó del incendio del Alcázar de Madrid en 1734. Fue restaurado en 2004.

Feliz Noche de Reyes para todos!!!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s