«Il prete rosso»

Así era apodado por ser cura y pelirrojo Antonio Lucio Vivaldi​ -Venecia, 4 de marzo de 1678-Viena, 28 de julio de 1741 compositor, violinista, «impresario», profesor y sacerdote católico veneciano del barroco musical. Su maestría se refleja nada más ni nada menos, que en haber cimentado «el género – concierto«. Actualmente, es conocido a nivel popular, por ser el autor de cuatro conciertos para violín y orquesta llamados : «Las cuatro estaciones».

Antonio-Vivaldi-1975-Italien

A la edad de quince años, empezó a estudiar para ser sacerdote y finalmente ordenado el 23 de marzo de 1703, diez años después.

Vivaldi sufrió de asma. Muchas veces tuvo que abandonar el altar cuando oficiaba misa debido a sus frecuentes ataques. De hecho en 1737 lo acusan de ser sacerdote que nunca da misa… a lo que Vivaldi responde en una carta dirigida a Bentivoglio su mentor:

No he dicho misa por espacio de 25 años y no tengo intención de volver a hacerlo, no por causa de prohibición u ordenanza alguna, sino por mi propia voluntad, a causa de una enfermedad que he sufrido desde la infancia y que todavía me atormenta. Después de haber sido ordenado sacerdote, dije misa durante un año, pero posteriormente decidí no volver a decirla por haber tenido en tres ocasiones que abandonar el altar antes de concluir el sacrificio a causa de mi enfermedad. Por esta razón vivo casi siempre en interiores y nunca salgo si no es en góndola o carruaje, ya que no puedo caminar sin sentir dolor y opresión en el pecho. Ningún caballero me ha invitado a ir a su casa, ni siquiera nuestro príncipe, porque todos conocen mi debilidad. Puedo salir a pasear después de la cena, pero nunca voy a pie. Ésta es la causa de que nunca oficie misa”

Sus síntomas eran: strettezza di petto – interpretado como una forma de asma y según investigaciones médicas del francés Roger-Claude Travers, parecen haberse tratado de angor pectoris -angina de pecho.​ Eso no le impidió componer o participar en actividades musicales, pero dejó de tocar instrumentos de viento pero si, compuso para ellos.

De una excepcional técnica en su época

220px-Johann_Friedrich_Armand_von_Uffenbach_(1687_–_1769)

El arquitecto alemán Johann Friedrich Armand von Uffenbach se refiere a él como «el famoso compositor y violinista» y dijo: «Vivaldi interpretó un acompañamiento en solitario de manera excelente y en la conclusión añadió una fantasía libre – Cadencia improvisada, que absolutamente me sorprendió, porque es casi imposible que alguien haya tocado alguna vez, o incluso tocará, de tal manera«.

 Vivaldi, asombraba al auditorio con su técnica, estableciendo una de las características básicas del concierto para los siglos siguientes: el lucimiento del virtuoso. Sus conciertos para violín también fueron decisivos en la evolución de la ejecución violinística. Sorprendió con su escritura de cuerdas cruzadas y al desarrollo de una nueva técnica para el manejo del arco. Utilizó de forma coherente el Ritornello, que se llegó a imponer en los movimientos rápidos del concierto. El Ritornello se repetía en diferentes tonalidades y era interpretado por toda la orquesta. Alternaba con episodios interpretados por el solista, de carácter virtuosista. Estableció la forma de tres movimientos para el concierto y fue uno de los primeros en introducir Cadenzas para el despliegue instrumental del solista.

Santa_Maria_della_Pieta

Cuando el Cardenal lo excusó de oficiar misas a causa del asma, se convirtió en «Maestro di violino» -en el orfanato llamado:

Ospedale della Pietà en Venecia

Con los fondos proporcionados por la República de Venecia, los niños del ospedale aprendían un oficio y abandonaban la institución cuando llegaban a los quince años. Las niñas, muchas de ellas virtuosas del violín o del canto recibían una educación musical y las de más talento se quedaban y se convertían en miembros de la reconocida orquesta y coro del Ospedale. Con el nombramiento de Vivaldi, los huérfanos comenzaron a ganar reconocimiento y consideración.

Allí, Vivaldi escribió prácticamente durante toda su vida la mayoría de sus conciertos, cantatas y música sacra vocal para ser interpretada por ellos, con idas y venidas… durante treinta años.

En 1704, se le añadió el cargo de» maestro de viola all’inglese» a sus funciones. Esta posición de «maestro di coro«, requería mucho trabajo. Tenía que componer un oratorio o concierto en cada fiesta y enseñar a los huérfanos, tanto teoría de la música, como a tocar ciertos instrumentos a los niños.

En 1705, Giuseppe Sala publicó la primera colección de sus obras: su Opus 1 es una colección de doce sonatas para dos violines y bajo continuo, en un estilo convencional dedicadas al conde Annibale Gambara. En 1709, apareció su Opus 2, una segunda colección de doce sonatas para violín y bajo continuo.

220px-Estro_Armonico

 El verdadero avance como compositor llegó con su primera colección de doce conciertos para uno, dos y cuatro violines con instrumentos de cuerda, L’Estro Armonico Opus 3, que Estienne Roger publicó en Ámsterdam en 1711, dedicada a Fernando de Médici. El príncipe patrocinaba a muchos músicos como Alessandro Scarlatti y Georg Friedrich Händel. A su vez era músico y Vivaldi, probablemente, lo conoció en Venecia. L’Estro Armonico fue un éxito rotundo en toda Europa considerada la más importante colección de conciertos del siglo, como lo demuestra el hecho de que Bach realizara distintas transcripciones de ella.

En febrero de ese año, Vivaldi en Brescia, donde se interpretó su Stabat Mater como parte de un festival religioso.

Ya en la década de 1710 era un famoso compositor en Venecia y en el resto de Europa, incluso tuvo numerosos discípulos entre los que destacan: Los italianos Carlo TesariniGiuseppe FedeliGiovanni Battista Somis y el alemán Johann Georg Pisendel.  Este, llevó con él una gran cantidad de conciertos y de obras vocales de su maesro, que le dieron fama por toda Europa.

En 1713, el Maestro di Cappella -encargado de componer para la Pietà- Gasparini dejó el puesto, Scarpari ocupó su lugar, pero fue en Vivaldi en quien recayó la responsabilidad. En esta época compuso sus principales obras vocales sacras. Paralelamente, comienza a establecer relaciones con el teatro de Sant`Angelo. En 1713, la Pietà concede a Vivaldi un permiso para «ejercitar su destreza» y se representan sus primeras óperas.

 En 1714, publicó La Stravaganza Opus 4, una colección de conciertos para violín y cuerdas, dedicado a su antiguo estudiante de violín, el noble veneciano Vettor Delfin. En 1716, lo ascendieron a maestro di concerti -director musical-responsable de toda la actividad musical de la institución.

Zecchino_Antonio_Venier_1382

A pesar de sus frecuentes viajes a partir de 1718, el Ospedalle le pagó 2 cequíes –zechin en veneciano  moneda de oro de 3,5 grs, por escribir dos conciertos al mes para la orquesta y por ensayar con ellos por lo menos cinco veces cuando estaba en Venecia. Los registros del Ospedalle muestran que le pagaron 140 conciertos entre 1723 y 1733…

Logro estrenar su primera ópera en Vicenza, titulada Ottone in villa y en 1716 su primer gran oratorio dramático: Judith triumphans. Vivaldi también se dedico como compositor y empresario de óperas. como Orlando finto pazzo, o Nerone fatto cesare. Un año después, se publica su opus IV: La stravaganza. 

Estas obras novedosas superaron las innovaciones de Giuseppe Torelli y de Albinoni

800px-Giuseppe_Torelli

le garantizaron un éxito fenomenal que se tradujo, en particular, en la reimpresión inmediata de sus Opus en Londres y París…

Entre 1718 a 1722, en Mantua, lugar donde fue nombrado maestro de capilla del príncipe Philip de Hesse-Darmstadt.

220px-Philipphessdarm

Conoció a la soprano Anna Giroud en 1726 quien interpretaba un papel en una de sus óperas, Farnace.

1280px-La_ninfa_infelice_libretto

Con ella entablo una sincera y duradera amistad su colaboración musical, duraría hasta la muerte del musico. Allí compuso la mayoría de sus cantatas. En 1722, se mudó a Roma, donde le dio un nuevo estilo a sus óperas. El papa Benedicto XIII lo invitó a que tocara para él.

La ópera era popular en Venecia y demostró ser lo más rentable para Vivaldi. Los ingresos de Vivaldi en la cúspide de su popularidad eran de 4.200 liras de salario.

1723 Vivaldi se dedica plenamente a la ópera, escribiendo, entre otras, La Candace o siano li veri amici, Ercole sul Termodonte, Filippo, re di Macedonia, Gli inganni per vendetta, La Silvia sobreviven solo nueve arias. El oratorio L’adorazione delli tre re magi al bambino Gesù ,obra perdida y La verità in cimento. 

Antonio_Vivaldi (1)

Grabado de François Morellon de La Cave, de la edición del Op. 8 de las obras de Vivaldi de Michel-Charles Le Cène.

Fue en 1723 cuando vuelve a trabajar para la Pietà. En diciembre de ese mismo año se publica el opus VIIIIl cimento dell´armonia e dell´invencione, que contiene las famosas cuatro estaciones; éstas cuentan con un soneto descriptivo de la obra, lo que las hace valedoras del «título» de «Primera composición programática«.

Durante 1727, 1728, y 1729, Vivaldi alcanza su máximo éxito en el mundo de la ópera. Aproximadamente en 1729, compone para el monarca francés Luis XV la más importante de sus serenatas: La Sena festeggiante. Más o menos en la misma época entrega al emperador de Austria Carlos VI su opus IX: La Cetra. Poco después se publica su siguiente opus, seis conciertos para flauta y orquesta. En 1730 y 1731 Vivaldi se asentó en Praga donde compuso varias óperas, y dos sonatas para laúd, dos violines y bajo, encargo personal del conde Johann Joseph Von Wrtby.

1920px-Motezuma_Vivaldi_Aria_End_Act2

Original de«La figlia, lo sposo» escrita para Anna Girò. Del segundo acto de Motezuma de Vivaldi. 

En 1733 de vuelta en Venecia, componiendo las óperas Motezuma, L`Olimpiade, L`Adelaide, Bajazet. En 1735, Vivaldi fue contratado de nuevo en la Pietà, como Maestro de Concerti. Participó en la conmemoración del centenario del teatro de Amsterdam -1737. En 1739, mientras trabajaba para la Pietà, intentó que se representaran distintas óperas suyas pero sin conseguirlo.

Fue en esta década de 1730 cuando su fama en Venecia comenzó a decaer. Sus composiciones ya no eran tan alabadas como antes … se consideraba pasado de moda, los gustos habían cambiado. Hacia 1740 entró al servicio de la corte del emperador Carlos VI en Viena.

Numerosa y cuestionada producción

Vivaldi es por derecho propio impulsor de la llamada Escuela veneciana a la que también pertenecieron

y los hermanos Benedetto y Alessandro Marcello, Tommaso Albinoni los más grandes compositores del período barroco.

Vivaldi, dotó al concierto de una expresividad lírica sobre todo en los tiempos lentos, concedía todo protagonismo al instrumento solista, esquema que ha perdurado prácticamente hasta nuestros días y fue auténtico precursor de la sinfonía preclásica. Su estilo operístico progresista le causó algunos problemas con músicos más conservadores, como Benedetto Marcello con quién tuvo serios problemas.

Compuso unas 865 obras: 46 óperas, 70 sonatas, 195 composiciones vocales, entre las que se cuentan 45 cantatas de cámara y 554 composiciones instrumentales, en su mayoría conciertos. Los más conocidos son los doce que componen «Il cimento dell’armonia e dell’inventione «1725.

 Sin embargo, no todos los músicos se mostraron entusiasmados con las obras del compositor italiano.

 Ígor Stravinski dijo de forma tristemente despectiva que: Vivaldi «no había escrito cientos de conciertos, sino un único concierto repetido cientos de veces».

Pero es precisamente, debido al establecimiento de su estructura del concierto, con solista comenzada por él que culminó con los famosísimos Conciertos de Brandeburgo de J.S. Bach mal que les pese a sus detractores, que fueron muchos. 

DBP_1985_1248_Georg_Friedrich_Händel

bach-sello

Bach sintió profunda admiración por Vivaldi, al igual que su compatriota Händel.

Bach, que era de naturaleza humilde, supo ver la grandeza del autor veneciano y transcribió muchas de sus obras tal es el caso de sus «Conciertos para clavicémbalo».

Es muy probable que Vivaldi fuera a Viena para escenificar óperas, especialmente porque residió cerca del Kärntnertortheater. Poco después de su llegada a la ciudad, Carlos VI el emperador austríaco, su benefactor, que incluso lo había nombrado «Caballero» falleció, lo que le hizo perder la protección imperial y su fuente de ingresos.

Vivaldi empobrecido y enfermo murió de una «infección interna» durante la noche del 27 al 28 de julio de 1741, a la edad de 63 años fue enterrado en una tumba sencilla de un cementerio llamado “Cementerio de los pobres”.

Bach y Vivaldi murieron el mismo día, un 28 de julio con sólo nueve años de diferencia, vivieron la misma época y fueron dos grandes de la música del Barroco, dos maravillosos compositores que, aunque casi coetáneos, sólo siete años le llevaba el italiano al alemán, nunca se conocieron.

Injustamente olvidado tras su muerte, fue recuperado gracias a las transcripciones que Bach hizo de sus conciertos, y que mucho tiempo después, estudiosos de Bach como Felix Mendelssohn Bartholdy en el s. XIX los descubriera y diera a conocer.

bor

Sus célebres Cuatro estaciones-

“Le Quattro Stagioni”-son un ejemplo sobresaliente de la música programática pre decimonónica.​ La popularidad de esta obra se remonta a la época misma de su creación. Especialmente, el primero de los conciertos, de La primavera, circularon en Francia copias manuscritas, arreglos infinitos e imitaciones. 

Publicadas en Ámsterdam en 1725, en la misma época en la que Viena era testigo de la construcción de la hermosa Karlskirche, templo prometido por el emperador Carlos VI al santo de su devoción: San Carlos Borromeo, destacada figura de la Contrarreforma y trabajador incansable durante «la Peste» en Milán desde 1577 hasta su muerte el 4 de noviembre de 1584. Esta obra arquitectónica es un ejemplo del esplendor ornamental de este período. Posee una preciosa cúpula ovalada y dos columnas «Trajanas» «in frontis» que narran la vida del Santo protector de «la Peste.

Vivaldi_caricature

Aunque parezca increíble, sus obras no fueron reconocidas hasta bien entrado el siglo XX. Hasta 1950 absolutamente ignorada.

Es para un conjunto instru­mental de un violín solista -virtuoso, primeros y segundos violines, violas, violonchelos y contrabajos, con el apoyo del bajo continuo clavicémbalo u órgano. Se desprenden de los violines va­rios «solos» que, uniéndose al violín prin­cipal, forman así el llamado concertino del «concerto grosso». Sobre el esquema «allegro-adagio-allegro» el violín so­lista emerge sobre la masa de la cuerda como el «concerto solistico».

Algo interesante de la técnica compositiva de Vivaldi en torno a dos grados principales –Tónica y Dominante, donde una línea melódica general hegemoniza los demás parámetros musicales, punto de partida para ese nuevo estilo que luego se llamará «Clasicismo».

Y escribió para cada concier­to, un «Soneto» para ilustración de las imágenes evocadas por la música que se recitaba para ilustrarlo…

La «Primavera»:

«Giunt’é la primavera e festosetti
La salutan gli augei con lieto canto
E i fonti alio spirar dei zeffiretti
Con dolce mormorio scorrono intanto»

Después vienen rayos y truenos, al cesar los cuales los pajaritos vuelven a gorjear. Esto forma el asunto del primer «Allegro en mi mayor» penetrado de gozosa vitalidad lleno de pa­sajes gorjeantes de los violines alternados con ondulaciones fluidas y «trémolos» im­petuosos. El «Largo en do sostenido menor» describe el sueño del pastor o «capraro» al «caro mormorio di fronde e piante» y «col fido can a lato». Es un canto de violines y violas; un trozo algo breve pero potentísi­mo, entre las más bellas inspiraciones de Vivaldi. El tercer tiempo, «Allegro», es una danza campestre.

El verano

El concierto del «Verano», en «sol menor», expresa el sopor de los hombres, de los animales y de las plantas bajo el sol

«Sotto dura stagion dal solé accesa
Langue l’huom, langue il gregge ed arde il pino»

El primer «Allegro» está desmenuzado en varios trozos, alternativamente agitados y tristes, bellos especialmente los segundos, y más que todos el último, que expresa el llanto del pastor temeroso de la tempestad, trozo de quejosa expresividad, con armo­nías que modulan y cromatismos atre­vidos.

La atmósfera de tristeza se desarrolla principalmente en el «Adagio»

«Toglie alie membra lasse il suo riposo
Il timore de’ lampi, e tuoni fieri,
E di mosche e mosconi il stuol furioso»

Es quizás el tiempo más bello…expresado de modo impresionista, el «Allegro impetuoso» que sigue describe la tempes­tad.

El «Otoño», en «fa mayor», el primer «Allegro» una escena que termina con expresión de fatigado abandono…

«Celebra il villanel con balli e canti
Del felice raccolto il bel piacere,
E del liquor di Bacco accesi tanti
Finiscono col sonno il lor godere»

El tono del final del primer tiempo se continúa en el segundo, otro mag­nífico «Adagio», en que el sopor casi se transfigura e idealiza en feliz olvido. El «Allegro» final es una escena de caza con imitación del son de los cuernos, descrip­ción de la persecución de la fiera…y su muerte.

El «Invierno»,’ en «fa menor», Vi­valdi reproduce, con efectos impresionistas, la sensación del frío y del hielo; particularmente la expre­sión del primer tiempo se enlaza con la del último, mientras el «Adagio» es un suave intermedio reposante que expresa la sere­nidad del hogar doméstico. La conclusión del final, impetuosísimo, produce, sin em­bargo, una impresión gozosa que, en efecto, responde al verso final del soneto:

«quest’é il verno, una tal, che gioca apporte»

» La primavera «Concerto n° 1 en mi mayor, op. 8, RV 269

» L’estate » Concerto n° 2 en sol menor, op. 8, RV 315

» L’autunno » Concerto n° 3 en fa mayor, op. 8, RV 293

» L’inverno « Concerto n° 4 en fa menor, op. 8, RV 297

Estudiosos de Bach del siglo XIX, interpretaron y oyeron por primera vez al Prete Rosso de los antiguos manuscritos que el maestro alemán había transcrito de alguien llamado con mayúsculas:

Antonio Lucio Vivaldi.

Otras «Estaciones…

Casi a 250 años después de la obra Las cuatro Estaciones de Vivaldi, Ástor Piazzolla-compositor argentino de amplia trayectoria, nacido en Mar del Plata 1921- Buenos Aires 1992-creó las «Estaciones Porteñas» inspiradas en las estaciones australes de la ciudad de Buenos Aires – Argentina. 

Astor_Piazzolla

Estas obras siguen el estilo del compositor, es decir, «Aires de tangos«. Hechas en un solo movimiento y compuestas para el «Quinteto tango» creado por él compuesto por:-Simón Bajour-violín, bandoneón Astor Piazzolla, Jaime Gosis piano, Horacio Malvicino en guitarra eléctrica y Kicho Díaz contrabajo.

A diferencia del carácter programático de las obras de Vivaldi, las estaciones de Piazzolla reflejan atmósferas, producto de su vida en la ciudad y lleno de influencias de otros géneros distintos al tango que las enriquecen. Su autor, además de compositor fue un eximio Bandoneonista que llevó el Tango por el mundo siendo actualmente interpretado por toda aquella Orquesta Sinfónica o Grupo musical que se precie.

Verano Porteño-Escrita en 1965, originalmente como música incidental para la obra Melenita de Oro de Alberto Rodríguez Muñoz.​
Otoño Porteño-Escrita en 1969.
Primavera Porteña– Escrita en 1970, contiene contrapunto.
Invierno Porteño– Escrita en 1970.

Un comentario en “«Il prete rosso»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s