Una lección de vida

Agnès_Varda_(Berlinale_2019)_(cropped)

Agnès Varda nació el 30 de mayo de 1928 en Ixelles, Bélgica. Murió el 29 de marzo de 2019. Fue fotógrafa desde 1948 y cineasta desde 1954 hasta su muerte. Le gustaba definirse, «visual artist». Como fotógrafa de teatro en 1950 logró retratar a: Dalí, Calder, Visconti, Fellini por mencionar a algunos.

En 1954 fundó su productora, Ciné Tamaris. Con el tiempo, Ciné Tamaris recuperó los derechos de reproducción de todas las películas dirigidas por Agnès Varda y la obra completa de Jacques Demy, restauró copias y las editó en DVD.

Destacó como artista de la Nouvelle vague, la crítica utilizó este término para designar a un grupo de cineastas franceses surgido a finales de la década de 1950.

1366_2000

En 1951 compró una casa en la calle Daguerre, en el distrito XIV de París, y la habitó hasta su muerte. En ella filmó escenas de sus películas, tanto documentales como recreadas, nunca enseñó el interior, solamente el patio, que se convirtió en una de las localizaciones más reconocibles del cine de autor francés contemporáneo.

Algunas de sus obras

Esta es una obra del año 2000- Los espigadores y la espigadora –Les glaneurs et la glaneuse, se centra en la actividad de espigar, concebida de tres formas distintas: como un modelo de producción cinematográfico, como una actividad económica, como una forma de denuncia de la sociedad de la opulencia y despilfarro que genera el capitalismo. !Todo un tema!

Jean-François_Millet_-_Gleaners_-_Google_Art_Project

Inspirada en el cuadro de Millet … campesinas humildes en las grandes plantaciones. La postura del espigador es la misma. Antes se agachaban en el campo, y ahora entre las basuras. Antes recogía espigas y ahora manzanas, patatas, relojes, televisores, juguetes…son los espigadores actuales de este mundo consumista.

Premios que ha recibido este documental: European Film Awards 2000, French Syndicate of cinema critics 2001, Festival de Montreal 2000.

Una de sus películas, Daguerréotypes -1975, está rodada íntegramente en su calle, dentro del límite que le permitía alcanzar un cable de 85 metros como ella decía»«mi cordón umbilical» enchufado en su casa.

Louis_Daguerre_2

El daguerrotipo fue el primer formato fotográfico, cuyo nombre surge de Louis Daguerre, que da nombre a la calle Daguerre, en el distrito 14 de París: la casa Agnès. Sigue dos máximas en el film: la quietud de la cámara necesaria para que el daguerrotipo fuese perfecto, y como consecuencia, el retrato de cada uno de los personajes con los que se encuentra.

Varda se fija así en tenderos, peluqueros, carniceros y demás personalidades vitales que conforman un barrio como comúnmente conocemos ellos son el objeto a fotografiar.

La «única directora- mujer» en un grupo de personas unidas por lazos profesionales y de amistad, que empezara a dirigir antes que el resto con su idea fija: hacer películas baratas en Francia en los inicios de la década de 1960, época de millonarias producciones cinematográficas, de grandes cambios sociales, años de polémicos filmes y de lucha con la televisión.

Su primera película… en blanco y negro

img_articulo_11159Pocos meses después de la muerte de Varda, una foto que la mostraba filmando su debut en el largometraje La Pointe Courte (1955) sirvió como plantilla para el cartel oficial del festival del 72º Festivalde Cannes.

Se inspiró en una novela de William Faulkner. Fue apoyada por  Alain Resnais–  director, guionista del cine de la «Nueva Ola» francesa. Los dos únicos actores profesionales de la película, Silvia Montfort  y Philippe Noiret.

La segunda y la cuarta son dos encargos, cortometrajes documentales sobre los castillos del Loira y el turismo de playa.

La tercera, L’Opéra-Mouffe -1958, un cortometraje que hoy llamaríamos «experimental»: embarazada de su hija Rosalie, plantaba una silla en la calle Mouffetard, desde la que filmaba sentada las idas y venidas de la gente, se percibe la necesidad irrefrenable de moverse, de hacer algo, de rodar una película a cualquier precio y con el presupuesto que sea.

Una feminista en serio

Agnès Varda acompañó el auge del movimiento feminista en Francia y del mundo con sus películas. En ‘La felicidad’ 1965, plasmó la angustia femenina en una sociedad que tipifica a través de los medios de comunicación y productos de consumo el rol de la mujer.

Feminista antes del propio feminismo, se quejaba de lo poco conseguido.. «El prototipo de maniquí continúa. Tengo la impresión de que no hemos avanzado tanto. Las portadas de las revistas siguen llenas de mujeres cosificadas. Siempre será un asunto de ricos contra pobres, de capital contra trabajo», Su cine siempre transparente y consciente de su lugar.

Con ‘Réponses de femmes’ 1975, una suerte de» manifiesto colectivo» mujeres de todas edades y condiciones respondían a la pregunta:¿Qué es una mujer?. Y en «Una canta, otra no» de 1977, llevó a cabo una suerte de «musical feminista» aquí la relación importante de las protagonistas, la amistad se mantiene entre ellas a lo largo de los años.

MV5BMTQ4MDM3NjczOV5BMl5BanBnXkFtZTcwNTQ0MDgwNA@@._V1_UX214_CR0,0,214,317_AL_

Con la colaboración de Jane Birkin, rodó dos de sus títulos más desconocidos e insólitos, que rompían con los tópicos de la mujer de 40 años, ‘Jane B. par Agnès V‘ 1988 y ‘Kung Fu Master’ 1986, esta última una inesperada historia de amor en la ficción entre Birkin y el amigo adolescente de su hija. En 1991 filmó su biografía con el título alemán Jacquot.

Personajes de la talla de Corinne Marchand, Catherine Deneuve, Viva, Sandrine Bonnaire, Gerard Depardieu o incluso Robert De Niro van desfilando en imágenes inéditas se atreven a sentarse junto a Agnès para compartir vivencias.

Jean-Claude Drouot -François es un joven carpintero casado Claire Drouot -Thérèse, con dos hijos A pesar de que su vida conyugal con Thérese es placentera, cuando conoce a Emilie, Marie-France Boyer no puede evitar sentirse atraído por ella y acaban teniendo una aventura. El verdadero problema es que no consigue aclararse con sus sentimientos: ama a su mujer y también a su amante…

descarga

Utiliza todas sus opciones estéticas como en el cuadro de Manet con música de Mozart. El paisaje y sus colores. Thérèse e Emilie, dos mujeres muy similares, son el antecedente y consecuente del papel de François que huye de una mujer a otra con una alegría despreocupada.

Le Bonheur película importante en la carrera de Agnès Varda, puesto que ganó el Oso de Plata en el Festival de Cine de Berlín en 1965. Pero, al igual que Cleo de 5 a 7,es sólo otra película de transición para ella…

Nunca dejó de filmar y fotografiar

En ningún momento deja su trabajo por el contrario aprovecha sus dos estancias en Los Ángeles – California -USA.

En 1958, Jacques Demy y Agnès Varda se conocieron en un festival de cortometrajes en Tours. Se casaron en 1962. Tuvieron un hijo juntos, Mathieu Demy -nacido en 1972, y Demy adoptó a la hija de Agnes, Rosalie Varda nacida en 1958, de su relación con Antoine Bourseiller.

Jacques_Demy

En la primera, entre 1967 y 1970, acompañaba a Jacques Demy–  director, letrista y guionista francés. Estuvo casada desde 1962 a quien después del éxito mundial de Los paraguas de Cherburgo -1964 y Las señoritas de Rochefort -1967, se le abrían las puertas del fabuloso Hollywood. Cuando murió con 59 años en 1990, Agnès dedicó títulos como ‘Jacquot de Nantes’ -1991 y ‘Les demoiselles ont eu 25 ans’ 1993 y a preservar la memoria de sus películas e infancia del director.

Aprovechó su estancia en Estados Unidos para filmar algunos trabajos…

Un cortometraje autobiográfico Uncle Yanco-primera película californiana, Agnès Varda ahonda en su propia historia familiar. El corto documental muestra a la directora rastreando a un pariente emigrante griego que nunca había conocido, descubriendo a una artista y alma afín llevando una vida bohemia en Sausalito.

Un documental sobre los Black Panthers – 1968 que parte del arresto de Huey Newton, uno de los fundadores de Panteras Negras, tras el supuesto asesinato de un policía. El film se centra en las protestas que congregaron a más de 5000 personas, en las que se produjeron durísimos enfrentamientos entre la policía y los manifestantes…

Un largometraje, Lions Love-1969-Tres actores, Viva, Jim y Jerry, en el camino difícil de la madurez, viven en una casa alquilada en una colina de Hollywood. Los tres tienen melenas de león. Vivirán a su manera el asesinato de Robert Kennedy a través de lo que muestra la televisión, mientras que sus amigos tienen otros problemas. El televisor también es una «estrella» de la película.

La segunda estancia en Los Ángeles, entre 1979 y 1980, que se produce dentro del contexto de una crisis de pareja, se salda con dos largometrajes también autoproducidos, dos caras de la misma moneda: Mur Murs-La gran mayoría de las escenas de la película son tomas de murales, en la ciudad de Los Ángeles, a menudo con el pintor o modelo del mural escenificado frente al mural para efectos dramáticos. La película alterna entre la narración de voz en off de Agnès Varda y los comentarios sobre los murales proporcionados por los creadores ,así como los comentarios proporcionados por los lugareños que viven en la zona. La película también incluye varias actuaciones musicales, incluyendo la banda punk chicana Los Illegals. La película se centra en el trabajo de artistas chicanos y la violencia del Estado. La cineasta sugiere …que los murales de hecho… murmuran entre sí. 

Documenteur-1981 Una ficción documental rodada en las mismas localizaciones de Mur-Murs. Reflexiona sobre el proceso de enajenación y marginación de una mujer divorciada recién llegada a Los Ángeles con su hijo. Usa distintas convenciones de ficción y no ficción en su exploración de las relaciones entre las personas y la ciudad.

En 1995 y homenaje a su esposo «El universo de Jacques Demy» una película de culto que se exhibe en centros especializados, centros de arte y festivales como el Festival de cine San Sebastián. Además es una sección específica en la Cinemateca Francesa.

Caras y lugares – Trailer español (HD) – YouTube

Fue precisamente en Berlín donde anunció que se retiraba de la dirección. De la mano del artista visual JRJean René estrenó el magnífico documental Caras y lugares, una radiografía de la forma de entender la vida de esta mujer risueña cargada de una energía y un sentido del humor especial. El filme narra la creciente amistad entre ambos artistas mientras transitan por pueblos alejados de las grandes ciudades francesas. Un estilo de road movie que tomó dos años en realizarse y que, fundamentalmente, trata de una búsqueda de personas…fotografiar gente común para luego intervenir espacios públicos con dichas fotografías.

“Rostros y lugares”, fue nominado a un OSCAR, Varda, entonces de 89, la persona de mayor edad postulada al Premio de la Academia, También nombrado mejor documental en los Premios Spirit del Cine Independiente.

2560_3000

Su hija Rosalie Varda cuenta…

El Día Internacional de la Mujer jornada que no le gustaba a Agnès Varda. “Mi madre decía que eso significaba que había 364 días para los hombres”, dice su hija Rosalie. “Nunca lo celebró. Algo más de la mitad de la población mundial es femenina, ¿y solo tenemos un día de fiesta? “No me gusta cuando me dicen que mi madre influyó en las nuevas generaciones de cineastas. ¿Cineastas mujeres? ¿Son distintas por su género? Mi madre ha influido a hombres y mujeres por igual. Habrá alguna mujer que haya hecho cine siguiendo su ejemplo, cierto, pero su arte, y el arte en general, influye a un espectador independientemente de su género. De ahí que mi madre no participara en festivales de películas hechas por mujeres. Porque ahí no está la lucha, sino que tenemos que batallar en las escaleras del Palacio de festivales en Cannes”.

Rosalie se refiere, que en mayo de 2018 Agnès Varda y la actriz Cate Blanchett en la alfombra roja del certamen francés, rodeadas de 80 cineastas, realizaron un manifiesto que reclamaba la paridad en la industria cinematográfica.

gettyimages-1067870836-2048x2048
Con sus hijos

Frases de Agnes…

«Nunca he rodado historias burguesas», comentaba para el que quisiera escuchar. «Nunca me he fijado en las vidas de los ricos…»,

«He preferido dedicarme a retratar a estibadores, a vagabundos, a la gente que no tiene poder. Es eso lo que me interesa».

«Desde el principio siempre quise hacer un cine radical. He tratado de decir a las mujeres: ‘Salid de las cocinas y de las casas; haceos con las herramientas para hacer películas’. Mis películas son una escuela de modestia; siempre estoy al servicio de las personas a las que filmo».

«El prototipo de maniquí continúa. Tengo la impresión de que no hemos avanzado tanto. Las portadas de las revistas siguen llenas de mujeres cosificadas. Siempre será un asunto de ricos contra pobres, de capital contra trabajo»

En el Festival de Berlín, Agnès Varda se despedía de la incomodidad de los premios. «La verdad es que es algo ridículo», decía regañando al entrevistador, «porque no tengo dinero para hacer mis películas, no paran de agasajarme. Hay un desequilibrio entre mi vitrina de trofeos y el rendimiento económico. Tengo leopardos, osos, perros, un león dorado… Incluso recibí un premio que era un poquito de tierra de todos los países de Europa. Muy bonito. Pero inútil».

«Me llamaban la abuela de la Nouvelle Vague, pero ahora digo que soy la dinosaurio de la Nouvelle Vague».

«Mi preocupación», decía «es encontrar formas divertidas de volver a inventar lo real. Eso es todo. No quiero estar encasillada, pero me encasillan. Dicen que soy un poco gran cineasta, que soy un poco gran fotógrafa… Siempre insisten en el ‘sólo un poco’. Digamos que he tenido tres grandes vidas, aunque la más oficial es la del cine… Busco reinventar la realidad».

Dos meses antes de su muerte, presentó en la Berlinale 2019 esta suerte de carta de despedida, un ensayo testamentario con su visión del arte… y de la vida. Una auténtica clase magistral de cine, ella la llamaba «escritura de cine», con su particular visión personal llena de entusiasmo y mucha sapiencia. Un repaso sin precedentes para un legado cinematográfico histórico, un relato que recopila sus inspiraciones, sus formas de trabajar y su fuerte compromiso con el público.

Varda por Agnès – YouTube

Agnès Varda, fue una cineasta libre. Agnès Varda ha logrado una libertad que envidian cineastas la industria cinematrográfica, una libertad que admiran y aspiran mujeres artistas de todo el mundo, frente a tantos puristas obsesionados por no venderse, ella nos recuerda que lo fundamental es no dejarse comprar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s