«La Tabla» de Basilea

Konrad_Witz._Der_Wunderbare_Fischzug_(1444) (1)

Durante siglos Konrad Witz permaneció totalmente ignorado para los historiadores del arte. Como ocurrió con otros pintores del norte de Europa contemporáneos suyos sin ir más lejos el extraordinario Robert Campin, hubo de esperar que algún investigador lo rescatara del olvido.

El» milagro»

No ocurrió hasta 1901, cuando Daniel Burckhardt, se interesó por un viejo retablo de Ginebra, al que los documentos de la época se referían como Conradus Sapientis de Basilea. Burckhardt descubrió la firma de Konrad Witz en el marco original en 1897. Otro descubrimiento importante de Burckhardt fue la estancia de Alberto Durero en Basilea.

Descubrió que el 21 de junio de 1434, un tal Konrad von Rotwil fue aceptado por el gremio de artistas de la ciudad suiza de Basilea, y que en enero de 1435 Conrat Witz von Rotwil fue admitido como ciudadano.

Además de un perspicaz análisis estilístico, permitieron a Daniel Burckhardt identificar a Konrad Witz como el autor de un conjunto de pinturas repartidas por diferentes ciudades suizas y alemanas, como Basilea, Estrasburgo o Nuremberg.

El Autor, pudo haber nacido entre 1400 y 1410, en Rotweil, en la región alemana de Suabia. Viajó desde Alemania a Basilea, atraído quizás por el Concilio Ecuménico de la Iglesia Católica que tuvo lugar allí en1431. 

Continuaron las investigaciones…

Es incierta la fecha de su muerte que suele recogerse por el año 1445 ó 1446. La doctora en Historia del arte Marianne Barrucand sugiere que debió ocurrir, a principios de 1444, poco antes de la colocación del retablo en la catedral de Ginebra al que pertenece La pesca milagrosa, y que según otro experto en el tema, Röttgen, lo comenzó Witz pero lo concluyeron pintores de su taller.

Otras obras sugerentes…

OIP

En este sentido, Barrucand apunta a una obra de Witz en concreto, La Sinagoga, que por la audacia de su colorido, la suavidad de sus formas, inusuales en Witz, hacen de ella una obra singular que evoca la pintura italiana del Quattrocento.

Florens Deuchler, historiador de arte suizo, va más allá y llega a sugerir un posible viaje transalpino, y encuentra en obra, La liberación de San Pedro y otras  innegables ingredientes italianos tomados de Filippo Lippi, Massaccio y Paolo Ucello. Su hipótesis es que Witz pudo haber viajado a Ferrara y Florencia acompañando a los obispos y cardenales cuando el papa Eugenio IV ordenó en 1437 el traslado del Concilio desde Basilea a Ferrara primero y más tarde a Florencia. Posteriormente, tras los sucesos ocurridos en la Iglesia, regresaría a Basilea en 1439.

Su mejor obra

«La pesca milagrosa»

El artista, se esfuerza al máximo en ella para representar todos y cada uno de los detalles de manera exquisita. La técnica de las veladuras con la que logra tales efectos, adquiere en esta obra el mismo grado de perfección de artistas flamencos de la talla del renombrado Jan Van Eyck.

Konrad_Witz._Der_Wunderbare_Fischzug_(1444) (1)

Actualmente se exhibe en el Museo de arte e historia de Ginebra -Suiza.

El el marco original dice: «Hoc opus pinxit magister conradus sapientis de basilea 1444»

Mide 132 cm de alto y 154 cm de ancho. Es temple sobre tabla y es un fragmento del retablo de san Pedro que pudo estar destinado a la catedral de San Pedro en Ginebra.

Prácticamente un siglo después, en1536 Ginebra abraza la Reforma y la Catedral es adoptada por Juan Calvino como Iglesia Madre, tomando el nombre de Templo de San Pedro.

Narra el episodio de: «La pesca milagrosa» en el capítulo 21 del Evangelio según san Juan, versículos 4-7.

Según el historiador de arte polaco Bialostocki, Witz, es un «pintor de personalidad vigorosa e independiente, con gran capacidad de observación de la naturaleza circundante, pero con poca paciencia para la anatomía y la perspectiva», tiende a eliminar lo accesorio y a captar las cualidades materiales de los objetos.

Como buen seguidor de la escuela flamenca, está interesado especialmente en representar de manera convincente el espacio, los volúmenes y las figuras humanas.

la introducción del paisaje

Witz presenta en esta obra uno de los primeros paisajes reconocibles en la historia del arte, el lago Leman.

Konrad_Witz_009

En los pintores flamencos y nórdicos, el paisaje se mostraba a través de arcos y ventanas, pero poco a poco se fue abriendo paso de un modo más abierto. Esta obra de Witz, ha pasado a la historia porque es el primer paisaje realista que se pinta.

La primera vez que podemos reconocer un paisaje real. El pintor, traslada la escena bíblica… al lago Leman, en Ginebra- Suiza, quizá tratando de responder mejor a los sentimientos de los espectadores situándola en un entorno familiar.

La vista del lago está tomada desde la orilla derecha, en el sitio conocido actualmente como Les Pâquis, desde el cual se divisan varias montañas, a la derecha le Pêtit Salève, en el centro La Môle, y a la izquierda los bosques de Voirons. Al fondo, las montañas nevadas de los Alpes y el Montblanc se dibujan entre las nubes.

La búsqueda realista ha llevado a los investigadores a intentar determinar a qué hora exacta del día pintó Witz la escena. Según la dirección de las sombras, Barrucand indica que la tabla pudo pintarse hacia las tres de la tarde, un día de verano, pero…la luz del primer plano es demasiado fría y difusa para esa hora del día y las sombras de los árboles demasiado largas… se parece más a un amanecer o primeras horas de la mañana y más de acuerdo más de acuerdo con el pasaje bíblico:

» Al amanecer, Jesús estaba en la orilla, aunque los discípulos no sabían que era él. Jesús les dijo: «Muchachos, ¿tienen algo para comer?». Ellos respondieron: «No». el les dijo: «Tiren la red a la derecha de la barca y encontrarán». Ellos la tiraron y se llenó tanto de peces que no podían arrastrarla. El discípulo al que Jesús amaba dijo a Pedro: «¡Es el Señor!». Cuando Simón Pedro oyó que era el Señor, se ciñó la túnica, que era lo único que llevaba puesto, y se tiró al agua.»

numerosos símbolos

Eran duras épocas de Concilios…

El primero de todos: la identificación de la Iglesia con la barca, que no se hunde jamás, que fue reiteradamente empleada por los conciliaristas. Al fondo, sobre la verde campiña… jinetes que cabalgan y que portan el estandarte de la casa de Saboya.

800px-Arms_of_the_House_of_Savoy.svg

La casa a la que pertenecía Amadeo de Saboya nombrado antipapa con el nombre Félix V quien poco después de ser electo escribe una carta a los cardenales reunidos en Basilea de quienes se despide diciendo: «Datum Laussane sub annulo Piscatorum, XVII, Maji, 1440″Dada en Laussane bajo el anillo de los pescadores, 17 de mayo de 1440.

Konrad_Witz._Der_Wunderbare_Fischzug_(1444)

Pero la pintura de Witz contiene otros elementos más sutiles…

Witz aproxima las montañas entre sí y hace más abruptas de lo que son las caras de La Môle… modifica la realidad paisajística … quizá por necesidades compositivas, lo más seguro que no lo sea, lo hace por otros motivos de significado más profundo el triste momento que pasaba la Iglesia Católica.

Sitúa la gran montaña de La Môle justo sobre la cabeza de Cristo, identificándolo a Él, y no a Pedro, como la verdadera roca sobre la que se erige su iglesia.

Los Opositores a la Iglesia No querían al Papa y Witz lo expresa claramente…

No parece un «detalle» casual, sino colocado deliberadamente en la obra. Pedro – el papa, está en situación comprometida, ha intentado emular a Cristo, camina sobre las aguas, pero empieza a hundirse…» necesita la ayuda de Cristo, igual que el papa necesitaba el apoyo y consejo de los cardenales».

Minuciosa atención pone el pintor al tratar la zona del lago cercana al Solemne Cristo, piedras, peces bajo el agua transparente y logra el reflejo de los pescadores sobre la superficie del lago.

Konrad_Witz._Der_Wunderbare_Fischzug_(1444) (1)

Durante la Reforma, s. XVI muchas de las obras de Witz fueron destruidas o dañadas por el furor iconoclasta de los calvinistas, esta, sufrió graves daños en los rostros de algunos apóstoles, como lo han puesto de manifiesto en una restauración reciente efectuada en esta pintura. «Las tablas» que con ella componían el famoso retablo, se perdieron durante los sucesos ocurridos en Ginebra el 8 de agosto de 1535.

El Paisaje actual

Geneve_

El Museo de arte e historia de Ginebra -Suiza expone la obra en su segunda planta…

235811163_5922122127858346_8307805109333439133_n

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s