El «capricho» de Paganini

El N° 24

Es sin lugar a dudas el número 24 …el último pero podría tranquilamente ser cualquiera de los otros 23. Cuando su autor los publicó, los dedicó a “alli artisti” en lugar de una persona específica. Ricordi la legendaria editorial los publicó por primera vez en 1819/20, agrupados y numerados del 1 al 24.

NiccoloPaganini.jpeg

De entre todos los grandes músicos, uno de los que más destacan sin lugar a dudas es el violinista italiano Niccolò Paganini. Nacido en Génova en 1782, Paganini demostró ser un músico virtuoso desde su niñez; compuso obras que son un gran reto incluso para los violinistas más diestros.

Tal vez la leyenda inició con un relato del poeta alemán Heinrich Heine, en el que se comparaba al gran Paganini con Fausto, el personaje literario de Goethe que vende su alma al diablo.

En aquella época hubo quienes juraron que detrás de Paganini había una siniestra sombra que lo acompañaba mientras tocaba. El mito fue creciendo debido a los peculiares movimientos que realizaba al tocar, sus problemas con la ley, su vida de excesos y su total repudio por la iglesia, atribuida a su filiación masónica.

En la mayoría de sus apuntes aparecía una nota extraña la cual decía “nota 13“. Podía interpretar obras de gran dificultad únicamente con una de las cuatro cuerdas del violín (retirando primero las otras tres, de manera que éstas no se rompieran durante su actuación). Además podía continuar tocando a dos o tres voces, de forma que parecían varios los violines que sonaban. Además en la mayoría de sus espectáculos usaba la improvisación. algo realmente «glorioso» para el espectador deslumbrado.

Simplemente: Un Tema y sus variaciones

Es una partitura quasi presto, la pieza no alcanza a durar cinco minutos.

No obstante su brevedad, está construida a la manera de tema y variaciones, exactamente once más un finale.

Una amplia variedad de técnicas avanzadas, altamente exigentes, están presentes: rapidísimas escalas y arpegios, trinos dobles y triples, pizzicato de la mano izquierda, octavas paralelas y décimas, rápidos saltos y cruce de cuerdas… Nada parece quedar fuera del alcance del violinista.

Jamás desmintió los rumores sobre su supuesto pacto diabólico y a tal grado llegó su fama siniestra que después de su muerte en 1840 la iglesia prohibió sepultarlo…. por ello su cadáver pasó varios años embalsamado y almacenado en un sótano. Hasta que Aquiles, su hijo, consiguió enterrar el cuerpo de su padre.

maxresdefault

También existe una explicación lógica para su increíble virtuosismo: por un lado era un genio nato, y por otra parte sus padres lo introdujeron a la música y lo presionaron desde los cinco años de edad para que fuera un gran intérprete. En cuanto al resto de los aspectos que alimentaron su leyenda, es comprensible que la gente de aquella época juzgara el estilo de vida de Paganini como diabólico.

Su existencia era para lo que la sociedad de principios del siglo XIX fantástica… no estaba lista para opinar sobre: una estrella de rock siglos antes que esto llegara.

Los aurénticos músicos vieron en el un fenómeno, alguien increíble realizando «Hazañas musicales» como tocar complicadas piezas para violín usando sólo una cuerda. Su avanzada técnica, lo posicionó en la cultura popular y hace que su nombre sea reconocido también su leyenda y mitos que se contaron en torno a su vida.

Los 24 Caprichos para violín solo, es una de las obra de la superestrella del siglo XIX : Niccolo Paganini y constituyen la cumbre del desarrollo de la técnica del violín y conforman uno de los más grandes tratados de música en toda la historia del instrumento.

Su impacto llegó incluso más allá del violín, inspirando a Chopin y Liszt, por ejemplo, para la ideación de sus respectivos Estudios para piano. Más todavía, las hazañas técnicas que Niccolo prodigaba en sus presentaciones motivaron en buena medida a Franz Liszt para replicar en el piano lo que el maestro italiano hacía con el violín.

Las veinticuatro piezas fueron compuestas durante un largo periodo, entre 1802 y 1817, y finalmente publicadas en conjunto en 1820. El maestro tiene cuarenta y ocho años. No obstante su aspecto algo cadavérico, vive la mejor etapa de su vida. Paganini es rico y célebre. Generosamente dirige la dedicatoria de 1820 a «gli musici».

OIP

Años después, pensando quizá en una edición posterior, escribe sobre los originales dedicando cada Capricho a colegas compositores, entre los que se cuentan Liszt, Vieuxtemps, Spohr, Thalberg, Kreutzer.

El Capricho No 24 reservado para sí mismo, anotando después de su nombre: «lamentablemente sepultado».

El Capricho No 24, llamó la atención de público y de notables autores de la época quienes se inspiraron en la pieza y elaboraron un número considerable de arreglos y variaciones para diversos instrumentos y conjuntos del siglo XIX:

Rapsodia sobre un tema de Paganini de Rachmaninof,

Estudios sobre Paganini, de Liszt, también los de Schumann, las Variaciones sobre un tema de Paganini de Brahms y señalemos el arreglo jazzy de Benny Goodman.

No obstante su brevedad, está construida a la manera de tema y variaciones, exactamente once variaciones, más un finale. Una amplia variedad de técnicas avanzadas, altamente exigentes, están presentes: rapidísimas escalas y arpegios, trinos dobles y triples, pizzicato de la mano izquierda, octavas paralelas y décimas, rápidos saltos y cruce de cuerdas…

UN INTERPRETE QUE LE HACE HONOR

e21219c8927a429cbee0c0fd0496abe4

Alexander Markov – violinista ruso- estadounidense.

Si bien muchos y maravillosos instrumentistas ejecutan esta obra, Markov se le parece bastante al autor…

R

Y otro caprichoel numero 5 de regalo… La menor (Agitato) dedicado en forma personal a Heinrich Wilhelm Ernst compositor y violinista moravo, considerado en su época como el mejor violinista de su tiempo fue el sucesor de Paganini.

4119097655_22108d34ec_large

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s