«Lanzas» …que son «Picas»

En el Museo del Prado, Velázquez se luce de una manera especial… los españoles lo aman…lo veneran e idolatran.

R

  Diego Velázquez– obra de Aniceto Marinas  frente al Museo del Prado.

El museo, muestra con orgullo las mejores obras de su «Hijo dilecto» que son contempladas por miles de visitantes a diario, que por cierto adhieren a la idolatría popular del artista. Ante todas ellas, la gente se agolpa curiosa y ávida de descubrir los detalles que muestran debido a la singular maestría del pintor.

Todas sus obras espectaculares, muy estudiadas, muy bien logradas… de elegir una, me quedo con la …

La Rendición de Breda

  Obra realizada entre 1634 y 1635 por Velázquez, figura indiscutible del Siglo de Oro de la pintura española, cumbre de la pintura barroca junto con Rembrandt, y “pintor de pintores” según Manet, una de las figuras más estudiadas, admiradas e influyentes de la pintura universal que se conserva en el Museo desde 1819.​ 

61mc5jm-u0L._AC_SL1000_

El cuadro eternizó un gran momento. Se ven a los célebres Tercios, que tantas glorias le dieron a España, sosteniendo las largas «picas» que le confieren el nombre al cuadro que por error… le llamaron «Las Lanzas».

Atrás, en otro plano, un paisaje de las vecindades de Breda.

La estratégica y codiciada semiderruida ciudad …un campo de batalla difuso y humeante.

Paisaje de pincelada suelta visto de modo panorámico o » a ojo de pájaro», hecho que induce a pensar que el pintor se basó en mapas o grabados de la época.

Sin dudas que el artista se tomo varias libertades para su ejecución…

Algo que llama la atención en sus obras. Son casi todas, en el formato» casi-cuadrado»… esta es, la de mayor tamaño que realizó:  307 cm × 367 cm y por cierto compleja. La pintó directamente sobre el lienzo empleando muy pocos dibujos preparatorios y se nota que fue haciendo ajustes… utilizó colores fluidos aplicando la pintura con toques certeros.

Terminada esta obra, fue colocada en el Salón de Reinos del Palacio del Buen Retiro lamentablemente desaparecido.

En 2016, los arquitectos Norman Foster y Carlos Rubio Carvajal ganaron el concurso para la rehabilitación del Salón de Reinos, en su proyecto prevén eliminar parte de la fachada decimonónica para sacar a la luz la vieja fachada de los Austrias entre otras novedades.

Lo que sucedió entonces

Tras un año de sitio por parte de las tropas españolas, la ciudad holandesa de Breda cayó rendida el 5 de junio de 1625 lo que provocó que su gobernador, Justino de Nassau, entregara las llaves de la ciudad al vencedor: Ambrosio de Spínola general genovés al mando de los tercios de Flandes.

La Notable Gallardía

images

Velázquez no representa para nada una rendición normal… sino que Spínola, levanta al vencido para evitar la humillación del derrotado. Las Llaves de la ciudad junto a los principales «actores» es el centro de la composición.

velazquez_las_lanzas_06_fondo (1)

Las tropas españolas, aparecen a nuestra derecha tras el caballo, están representados como hombres experimentados, con sus largas «picas». La «pica» fue uno de los elementos que distinguieron a los Tercios españoles en el siglo XVI y XVII por su «modernidad». Con una longitud de 5,5 metros como estándar estas, eran de madera dura, normalmente fresno o haya y debía operarse con una destreza y fuerza extraordinarias.

velazquez_las_lanzas_04

A la izquierda, los holandeses, hombres jóvenes e inexpertos…marca la diferencia….estos muestran en sus lanzas los «banderines naranja» que los identifica. El otro caballo cierra este grupo se supone que son las cabalgaduras de ambos generales.

61mc5jm-u0L._AC_SL1000_

La composición está estructurada a través de dos rectángulos apaisados: uno para las figuras y otro para el paisaje.

La técnica pictórica que utiliza aquí el artista no es siempre la misma sino que se adapta a la calidad de los materiales que representa, pudiendo ser bien compacta, como en la capa de la figura de la izquierda, bien suelta, o como en la banda y armadura de Spínola. Este luciendo una espléndida armadura toledana, y amablemente asistiendo al vencido príncipe de Nassau, a quien trata con respeto y consideración propia de un gentilhombre.

Velázquez, como buen pintor barroco, gusta de la composición abigarrada, del naturalismo en lo representado, incluyendo lo feo y macabro pero… tratado delicadamente.

Las posturas sinuosas y fuertes contrastes de color, luces y sombras. La curva , tópica barroca, siempre presente como se ve en el caballo visto desde atrás y girando, los pliegues de vestidos , botas y foulards, cabellos, sombreros, etc.

Las superficies brillan…como el caso de los cuartos traseros del caballo que parece estar recién cepillado, la camisa blanquísima del holandés junto al caballo.

velazquez_las_lanzas_peq

Entre el primer plano: los combatientes y sus líderes… en el fondo el paisaje. Hay un plano intermedio tras la llave donde se aprecian tropas, armas y estandartes reflejados en tonos pastel claros para contrastar con la famosa llave. Los soldados de este plano intermedio están bañados por una deliberada luz efectista.

Para que nos sintamos en cierto modo partícipes del cuadro, Velázquez recurre a dos trucos:

colocar personajes de espalda y otros, que nos miran fijamente que nos hacen sentir dentro de la acción.

El personaje situado en el borde derecho, es el propio Velázquez que se ha autorretratado con bigote y en una pose estudiada…

velazquez_las_lanzas_04

Como en muchos de sus cuadros originales, aquí observamos que el pintor rectifica lo que desea pintando encima, pero como el óleo se oxida con el tiempo, pierde densidad y aparece debajo lo supuestamente borrado. Como el sombrero del español de la primera «Pica».

velazquez_las_lanzas_05_autorretrato

Como en muchos de sus cuadros originales, observamos que el pintor rectifica lo que desea pintando por encima… pero como el óleo se oxida con el tiempo y pierde densidad… aparece debajo lo supuestamente borrado. Como el sombrero del soldado español de la primera «pica» de la izquierda.

El artista, usa la luz y hace que resalte lo que le interesa, rostros, manos, tejidos, contraponiéndola con zonas de sombras, en ese contraste está la riqueza y fuerza de la escena.

Para subrayar la lejanía, utiliza varios procedimientos: punto de vista alto …donde vemos mucho y difuminado el paisaje del fondo…al igual que en la realidad, cuando miramos montañas lejanas no las vemos nítidas, sino con sus contornos borrosos.

El esquema compositivo estructurado en dos diagonales imaginarias que van desde el caballo holandés al español la primera y la segunda desde las «Picas» al holandés de abrigo de ante claro y de espaldas.

Estaba «de Moda» pintar un pequeño papel con la firma del pintor a modo de cartela a los pies de la obra… muchos autores del Barroco recurrieron a este detalle, Zurbarán, Murillo, Rivera incluso antes… Sofonisba Anguissola y el Greco… ya lo hacían!

Pero Velázquez no lo firmó debido a que la obra quedó en el país, solo firmaba cuando sus obras salían de España…además, el se consideraba «archiconocido» como para hacerlo.

velazquez_las_lanzas_08_firma_sin_firma

El mensaje que transmite la obra de Diego Velázquez es muy claro:

España: hidalga y magnánima, pero también feroz y brutal cuando se resisten a su mandato.

Spinola es el caballero que se comporta con dignidad, sostenido por la latente amenaza de «las picas» que se destacan sobre el lienzo encargado a Velázquez diez años después para celebrar esta victoria.

Pocos años duró la ciudad de Breda bajo el dominio español volvió para siempre a manos holandesas en 1639.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s