«Santa Costanza»

R (1)

Es el Mausoleo de Constantina, conocido con el nombre de Iglesia de Santa Costanza, se encuentra en la ciudad de Roma -Italia de la época Paleocristiana.

Fue construido en el siglo IV como Mausoleo para la hija mayor del emperador Constantino junto a la antigua basílica de Sant’Agnese fuori le Mura. Albergó los restos de Constantina muerta en el año 354 d.C. en Bitinia, también los restos de su hermana Helena muerta en el año 360 d.C. en Birmania.

El mausoleo fue edificado al lado de la Vía Nomentana, camino corto localizado fuera de las antiguas murallas de la ciudad, en la antigua ruta que conecta el noroeste de Roma con Nomentum, también conocido como Mentana.

Est{a construido sobre las catacumbas que albergaban las reliquias de Santa Inés martirizada cuando tenía trece años.

Es de planta centralizada, como todos los Mausoleos… constituido por círculos concéntricos: un espacio central circular cubierto con una cúpula sobre tambor, sobre el cual se abren ventanas. El núcleo central está rodeado por un deambulatorio anular con bóveda de cañón para hacer más fácil el acceso al sepulcro. En el muro del deambulatorio, se abren nichos de base rectangular o semicircular. El cuerpo está sostenido por columnas dobles dispuestas de forma radial, tiene un nártex de acceso que termina en dos exedras semicirculares.

ced5cd0a9e9ef339625d74bf38d84196

APL82

Se puede apreciar como los capiteles de las columnas están unidos de dos en dos por unos arquitrabes dispuestos en una dirección radial.

La decoración, en el exterior es pobre como lo eran los edificios de entonces. Es en el interior donde se manifiesta la opulencia y el arte. Estaba cubierta de mosaicos que le daban gran luminosidad. Era para diferenciar el exterior, el mundo terrenal, del interior, el mundo celestial.

Hoy, solo se conservan los mosaicos de la bóveda de cañón y los de las exedras. El resto de fabulosa decoración desapareció.

APL89

Stendhal el escritor francés en su libro Roma, Nápoles y Florencia, dice de Santa Costanza:

Atanasio el bibliotecario, ese autor indiscreto que cuenta la anécdota de la papisa Juana, dice que Constantino el Grande, después de construir la iglesia de Santa Agnese hizo erigir a su lado un baptisterio de forma redonda, en el que recibieron el bautismo las dos Constancias, su hermana y su hija. En este baptisterio, que hoy se llama iglesia de Santa Costanza, se ha descubierto un sarcófago de pórfiro, den el que están esculpidos en bajorrelieve unos genios con racimos de uvas. Pío VI lo mandó trasladar al museo del VaticanoAlgunos sabios afirman que este baptisterio fue un templo de Baco, porque en la bóveda de la nave circular hay un mosaico de esmalte que representa a unos genios con racimos de uvas. Pero los cristianos de la primitiva Iglesia han adoptado a menudo este ornamento; mas este edificio pertenece a los tiempos de la extrema decadencia. En la época del paganismo, nunca cayó tan bajo la arquitectura.

En 1256 el papa Alejandro IV reconoció que el cuerpo que estaba en el sarcófago de que hemos hablado era el de Santa Costanza; lo mandó colocar bajo el altar mayor y convirtió este edificio en iglesia. Es de forma redonda y tiene sesenta y nueve pies de diámetro; el altar está en el centro y sostienen la cúpula veinticuatro columnas de granito de orden corintio, unidas de dos en dos, ejemplo quizá único en la Antigüedad. El espacio que hay entre estas columnas y el muro circular del edificio forma una galería sobre la bóveda en la que llaman la atención unos mosaicos que representan genios, uvas y trabajos de vendimia. En todo el contorno de este curioso edificio había un corredor que hoy está casi enteramente destruido.”

Santa_Costanza_-_vista_dalla_basilica_costantiniana

Flavia Julia Constantina

La hija mayor del Emperador

También llamada Costanza, no habría pasado a la historia de no ser por este edificio. Estuvo casada dos veces, la primera con Anibaliano y la segunda con Galo, parientes y generales de su padre Constantino el grande.

Fue prometida por su padre con el general Galicano, pero este se negó. Por tanto, Constantino lo envió a Tracia, para defender las fronteras romanas contra los bárbaros. Galicano, conocedor de la fe cristiana, hizo un voto de convertirse a la nueva fe si salía victorioso. Venció y se convirtió.

Costanza fue sanada de lepra por Santa Inés, quién murió mártir durante la persecución de Diocleciano.

Costanza se convirtió al cristianismo llevando una vida acorde a su nueva fe, pero nunca fue santa, sí, era hija de Constantino El grande y con sincera gratitud le dedicó a Inés la basílica que está al lado: Santa Agnese fuori le Mura. Después de su muerte, en el año 354, se mandó hacer su Mausoleo al lado del templo .

El Interior del Mausoleo

Una maravilla en mosaicos

Los mosaicos de los ábsides de Santa Costanza probablemente no sean del siglo IV sino posteriores puesto que son comparables a los del Mausoleo de Gala Placidia del siglo V en Rávena-Italia.

image

Bellísimo mosaico con la representación del pavo real símbolo de la inmortalidad y de realeza en la época Paleocristiana. Esta ave cambia su plumaje al comienzo de la primavera justamente cuando ocurre la Pascua de Resurrección del Señor. Las representaciones de pavos reales muestran al ave bebiendo de un cáliz o de una fuente Fuente de la Vida o cerca de ellas simbolizando un renacimiento espiritual, asociado con el bautismo y con la eternidad del alma.

Jamás en el arte cristiano de mostrará esta ave con su cola desplegada ello significa: la vanidad, la soberbia… por muchos siglos fue la representación de la inmortalidad.

Ábsides

Ambos muestran a un Cristo que actúa a modo de emperador romano recibiendo u otorgando el poder o la ley.

En uno de ellos, probablemente el más antiguo, muestra a Cristo con Pedro y Pablo, junto con unas cuantas ovejas. Cristo es joven, rubio, imberbe y está nimbado. Viste con una túnica de oro, lo que sugiere su poder y supremacía terrenal. Es además el pastor de esas ovejas, que son los fieles de la Iglesia, y por ello gobierna su rebaño. Pedro se inclina ante él y recibe la la ley representada por un pergamino en el que se ha escrito: «Dominus pacem dat», o «El Señor da la paz». Cristo se eleva por encima de un abstracto paraíso, reducido a unas nubes, montes y tres ríos que brotan bajos sus pies. La representación quiere demostrar su dominio sobre el cielo y la tierra.

En el segundo ábside, Cristo está visiblemente barbado y viste una túnica color púrpura y oro. Esto sugiere no sólo el poder sagrado, sino el poder humano, dado que el púrpura es el color de la realeza romana. Pedro, cerca de Cristo en actitud de súplica, como uno podría acercarse al emperador. Cristo, además de príncipe de este mundo, se sienta encima de una esfera azul, el símbolo del orbe. De esta manera parece que le entrega las llaves a Pedro, lo que sancionaría el poder temporal y espiritual de Pedro y de los Papas

En el centro el altar y se ve el sarcófago de Costanza en pórfido rojo

APL88

El sarcófago

Es de estructura muy simple: una losa monolítica de cubierta a cuatro aguas con un tramo vertical a modo de friso, que se decora con guirnaldas y bustos, el de la cara principal podría ser el rostro idealizado de Constantina  y una caja, también monolítica, sobre pódium simple.

Sus cuatro caras labradas con relieves alusivos a los trabajos de la vendimia que realizan unos amorcillos entre los sarmientos y zarcillos de las viñas. Las plantas forman espirales complejas, que enmarcan las escenas y que sirven para rellenar el formato, el llamado horror vacui característico de la época.

El tema… una fiesta de vendimia. Según la mitología griega, Dionisos o Baco para los romanos era el dios del vino y de la Vid. Representaba el placer y la alegría de vivir. Por tanto, en el culto a esta deidad era el vino la bebida fundamental. Se afirmaba que embriagándose de vino se establecía un contacto místico con este dios.
Aquí, vemos la conjunción de las dos épocas. El artista, posiblemente pagano en su formación recurre a este tema propio del paganismo pero para el cristiano, una franca alusión a la Santa  Eucaristía.

El pórfido era la  «piedra de reyes» no solo por su color sino también por su dureza de gran dificultad para trabajarla debían ser escultores expertos para trabajarla.

El sarcófago de Constantina  fue trasladado a la Plaza de S. Marco entre 1467-1471 y en 1790 llegó al Vaticano, transportado por 40 bueyes que tiraban de él. Sirven de soporte cuatro lobas realizadas por el escultor ialiano Francesco Antonio Franzoni -1734-1818.  

olbfkmey1612877399658

En la cúpula principal hubo mosaicos…

El espacio central se encuentra cubierto por una cúpula con una bóveda de cañón anular de un diámetro de 22,5 metros. La cúpula ha sido elaborada mediante nervaduras meridianas y arcos de ladrillo estucado.

Originalmente, el Mausoleo se encontraba decorado con mármoles en los muros y en los pisos que que fueron desapareciendo durante la Edad Media. Se pueden apreciar los bocetos realizados en el siglo XVI d.C. por el ilustrador, cartógrafo, arquitecto y teórico del arte portugués Francisco de Holanda que ya se ve deteriorado. Luego se pintó al fresco.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s