Dentro del apacible paisaje…

El Sr. y la Sra. Andrews.

eyJ0eXAiOiJKV1QiLCJhbGciOiJIUzI1NiJ9.eyJpbSI6WyJcL2FydHdvcmtcL2ltYWdlRmlsZVwvNWQ5OGU0MjU3NGQ0Ny5qcGciLCJyZXNpemUsMTUwMHxmb3JtYXQsd2VicCJdfQ.HD-WSP6j_bAhfWbWQLx8ObHKkm5mnjt3zqUWRh3ejhc

Retrato al óleo sobre lienzo de 1750 de Thomas Gainsborough , actualmente en la Galería Nacional de Londres. Su autor tenía alrededor de veintitrés años cuando lo pintó.

Thomas_Gainsborough_Self-portrait

Thomas Gainsborough -1727-1788, considerado el mejor pintor inglés del siglo XVIII, pasó toda su vida dividido entre los paisajes y los retratos. Como el mismo sostenía: «Los primeros llenaban su alma, pero sólo los segundos llenaban sus bolsillos». Para solucionar tal disyuntiva recurrió en muchas ocasiones al retrato al aire libre, con los que conseguía dedicar gran parte de sus esfuerzos al paisaje asegurándose su fama entre los clientes de las clases altas

Se había casado con Margaret Burr y regresó a Sudbury-Suffolk su ciudad natal y la de los retratados, después de un aprendizaje en Londres con Hubert-François Gravelot, francés de quien aprendió el «estilo rococó».

La pintura de paisajes era lo que amaba, pero esta, era menos prestigiosa y mal pagada en comparación con los retratos, se vio obligado a trabajar en ese tema dado que el negocio familiar, una tienda de ropa en Sudbury y había quebrado en 1733.

Son los paisajes de Gainsborough, sino sus retratos, los que, en palabras del gran pintor John Constable, “hacen brotar lágrimas de emoción de nuestros ojos al contemplarlos”.

Si nos fijamos bien…ni la riqueza del vestido de Frances con sus bonitos zapatitos domingueros, ni la deportiva pose de Robert nada, pero nada es comparable con el amor hacia el paisaje de la campiña inglesa con sus fragantes campos de heno y sus cambiantes cielos de verano.

Con esta obra introduce la novedad de «pintar la cara», como él lo expresó del Sr. y Sra. Andrews en el paisaje más amplio de los retratos de Gainsborough, y que no volvería a realizar estas composiciones.

Mientras que en otros países europeos se puede hablar de pinturas adscritas a una “escuela nacional” desde varios siglos atrás, en el caso de Inglaterra, no aparece una escuela pictórica inglesa hasta bien entrado el siglo XVIII, y es Gainsborough uno de los artistas que contribuyó enormemente en su creación junto con Reynolds y Lawrence.

Tras su estancia en Bath en 1759, comienza lo que podemos denominar como la época dorada del autor. Su fama y su prestigio alcanzan cotas insospechadas y tanto sus paisajes como sus retratos llegan a las más altas valoraciones se convertirá en el pintor de moda.

Olvidada por años…

Después de ser redescubierta en la exposición de Ipswich de 1927 que celebra el bicentenario del nacimiento de Gainsborough, la pintura se exhibió en Bruselas en 1929, Londres en 1930, Londres y Manchester en 1934, Amsterdam 1936, Londres en 1937 y en el Louvre de París en 1938. Después de la Segunda Guerra Mundial se vio en Norwich en 1948, realizó una gira para el British Council en 1949-1950, estuvo en Londres en el Festival de Gran Bretaña en 1951, París y Londres en 1953, Fort Worth, Texas en 1954, Rotterdam y Bruselas en 1955, y Sudbury en 1958 para apoyar un llamamiento para comprar la casa de Gainsborough.

La pintura permaneció con la familia hasta que la vendió Gerald Willoughbury Andrews – tatara-tatara-tataranieto de los modelos del cuadro en Sotheby’s en Londres el 23 de marzo de 1960.

Fue comprada por £ 130,000 por los comerciantes Thomas Agnew & Hijos, aparentemente como agentes de la National Gallery, a la que pronto perteneció.

Cuando fue propiedad de la National Gallery, se prestó para la Expo 67 en Montreal en 1967, París en 1981, el Prado en Madrid en 1988-89, la National Portrait Gallery, Londres en 1991-2, y realizó una gira por Norwich y Newcastle upon Tyne en 1997. 

Altamente elogiada por su encanto y frescura se estableció como estatus icónico de la pos-guerra. Nuevamente tuvo una mirada hostil como paradigma de la sociedad colonialista y capitalista del siglo XVIII, pero así y con todo…sigue siendo un firme favorito popular.

John Berger, escritor y crítico de arte explicaba que este cuadro muestra ante todo el poder del matrimonio Andrews mostrando al espectador su propiedad en Sudbury.

La obra es una combinación inusual de pintura de la época…

Un retrato doble con paisaje

Los recién casados, Robert y Frances Andrews, con una vista del paisaje de la campiña inglesa. Dos géneros diferentes, pero su llamativa combinación en formato apaisado es única en la obra de Gainsborough y extremadamente rara en otros pintores.

Robert Andrews con su esposa Frances Carter ambos muy jóvenes, se habían casado recientemente y muestran la finca familiar… la obra que se encargó para festejar el enlace.

El roble detrás de ellos, tiene varias connotaciones de estabilidad y continuidad de que las generaciones sucesivas se harán cargo de la finca familiar. Se ha comparado a la nobleza terrateniente inglesa con este árbol, ellos mantenían unida a Gran Bretaña… el roble aún sobrevive.

Ese orgullo por sus posesiones se manifiesta sutilmente en sus rostros.

Robert y Frances

Robert Andrews, el caballero galante, junto a su fiel perro que lo mira atentamente.

Era miembro de la aristocracia terrateniente. Aunque es probable que el dinero de la familia provenga de su padre que prestó cantidades sustanciales de dinero, a otros nobles, a tasas de interés significativas. Esto incluyó la suma de 30 000£ a Federico Luis de Gales en 1743, por lo que se convirtió en Remembrancer -oficial del tesoro. Oficina que se extinguió para 1833. Poseía una casa en Londres en Grosvenor Square en Mayfair, barcos y se dedicaba al comercio con las Colonias del Imperio Británico.

Robert nació en Bulmer, Essex en 1725, y después de asistir a la Escuela de Gramática Sudbury al mismo tiempo que Gainsborough, dos años menor, ingresó en el University College de Oxford. Su padre le compró una propiedad y le aseguró una novia, en un intento exitoso de integrar aún más a Robert en las clases altas. Después de la muerte de su padre en 1763, se haría cargo de la empresa familiar.

En 1750 poseía casi 3000 acres, la mayor parte de la tierra visible en la pintura.

Frances Andrews…la esposa

Thomas_Gainsborough_-_Mr_and_Mrs_Andrews_(cropped_missing_area)

Frances Mary Carter, del mismo municipio de Bulmer comprometida con Andrews a los 15 o 16 años. Se casaron en Sudbury, el 10 de noviembre de 1748 él tenía 22 años, ella 16. Su padre también era dueño de negocios y propiedades, y tenía una «porción de una casa en la City de Londres», una propiedad en Ballingdon Hall, justo sobre el río Stour entonces en Sudbury, y luego en Essex. Su familia había hecho su fortuna en el negocio de cortinas al comprar la propiedad evitó el colapso de su industria textil.

El banco rococó en el que se sienta Frances debe estar hecho de madera en esta fecha y se cree que fue un invento de Gainsborough, basado en su período con Gravelot. Ella con un traje espectacular en color azul-celeste que es la atracción fundamental de la obra con un tratamiento exquisito de pliegues y reflejos que maravillan. Pero hay algo que llama fuertemente la atención… está inacabado!!! y esto se aprecia nada menos que en el regazo de Frances Carter.

Se desconoce el porqué de este vacío. Por cierto ! Mil y una conjeturas!

«Una idea popular desde hace mucho tiempo» se iba a colocar un faisán allí, obsequio del cazador!!pero la pintura es anterior del inicio legal de la temporada de faisán el 1 de septiembre… Quizás más probablemente sea una bolsa de con el trabajo para bordar, como se ve a menudo en otros retratos, un libro, un abanico , un perro faldero o incluso un bebé!!! el primer hijo, una niña, nacida en 1751.

Los Andrews con la modernidad.

Aquí se perciben las transformaciones que se llevan a cabo en el campo ingles con la Ley de enclosures que permitieron cercar y vallar los prados evitando que el ganado entrara en las parcelas .

Las ordenadas hileras paralelas de maíz producidas por la revolucionaria y controvertida sembradora de Jethro Tull demuestran que se trata de una granja completamente moderna y eficiente.

Robert era un granjero entusiasta, el campo de trigo integral se ha acercado mucho a la casa de lo que realmente hubiera sido el caso. Literalmente, las gavillas de maíz estarían empujando a través del pórtico de Auberies mismo». Tales detalles no son típicos de los paisajes de Gainsborough, sino que anticipan el trabajo de John Constable, que nació cerca de allí unos 25 años después, probable idea del retratado Robert Andrews.

Auberies, en Bulmer Tye, North Essex, está a unos 6,4 km de Sudbury, y limita con la finca de Ballingdon del padre de Frances. Probablemente fuera parte de su dote en el periodo entre el matrimonio y la pintura. La iglesia que se vislumbra en medio de la obra es All Saints, Sudbury, donde la pareja se había casado. La pequeña torre en el fondo a la izquierda es la de la Holy Trinity Church en Long Melford. En el lado derecho se pueden ver los graneros de la granja de la casa de la infancia de Frances en Ballington Hall.

Su casa, también llamada Auberies, detrás del espectador a su derecha, y mucho más cerca de lo que la imagen implica. ​ El matrimonio tuvo nueve hijos, y cuando Frances Andrews murió a los 48 años en 1780, Robert se volvió a casar; murió en 1806 a los 80​ Años.

La pareja está enterrada en el cementerio de la iglesia de St. Andrew en Bulmer, hay un monumento en su honor en el interior del pequeño templo.

bulmer-st-andrew-sudbury

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s