El gran parodiador!!!

William_Hogarth

Williams Hogarth el terrible y satírico cronista inglés-Se le considera uno de los padres de la escuela artística británica tras varios siglos de predominio de artistas extranjeros en el país.

Ronald Paulson, moderna autoridad sobre Hogarth, le ve como:» Un auténtico y subversivo parodiador«.

Prácticamente… autodidacta

En comparación con la de los grandes artistas de la misma época como Watteau o Chardin, la pintura de Hogarth es pobre, pero la tosquedad conviene a los mensajes. Recibió formación técnica como grabador y luchó contra la falta de reconocimiento y el esnobismo de la sociedad británica.

Incorpora elementos humorísticos de influencia holandesa y realiza un arte popular, tosco aparentemente, pero la suya no es una simplicidad gratuita o derivada de la incapacidad, sino que la usa para contar lo que pretende.

Sus fuentes de inspiración.

Era contemporáneo y amigo del escritor Henry Fielding, que decía: «Lo que hago tiene gran mérito, porque estoy haciendo historia, no historia oficial, sino la que no se ve, la historia del pueblo, y para ello hay que meterse en los agujeros y escondrijos de la realidad».

Se refería a lo que se oculta o nadie observa. Ambos trabajaron en la misma línea…antecedente directo de estas composiciones los encontramos en los retratos de grupo holandeses de Hals o Rembrandt.

La Familia Fountaine de1730

«La familia» no se presenta aquí en actitud burguesa, sino en una conversación distendida.

Sus miembros son burgueses refinados, sin lujos, pero bien vestidos, comentando la adquisición de un cuadro. Se encuentran en el jardín… un jardín muy inglés, verde, pintoresco y frondoso.

reb_hogarth3

Que ocurría por entonces?

Hogarth acertó al tomar temas morales del momento para pintar y grabar. La Inglaterra por entonces tenía poco de comedia y diversión. No obstante, sus grabados eran costosos, solo en el siglo XIX se divulgaron ampliamente.

Con muerte de Sir Godfrey Kneller en 1723 se puso fin a la larga dinastía de artistas extranjeros que habían dominado la pintura inglesa durante doscientos años, comenzaba la historia del arte inglés.

Los alumnos y seguidores del afamado Kneller eran «fabricantes de retratos» convencionales, Sir James Thornhill 1676-1734 hizo un esfuerzo por mejorar la decadencia en la que la Pintura figurativa inglesa había caído sin éxito. Fue su alumno y yerno, William Hogarth, y un nutrido grupo de brillantes artistas como Reynolds, Gainsborough, Wilson, Turner, Constable que aparecieron en Inglaterra y en cien años la historia había cambiado.

Hogarth era un hombre extraordinariamente inquieto y muy descontento con la sociedad de su tiempo, decidió poner su arte al servicio de la sátira y la crítica social. Comenzó así la realización de una serie de telas sobre un mismo tema, que las plasmó como representaciones teatrales, de modo que estableció un paralelismo entre cuadro, escenario, figuras y actores.

La riqueza de detalles y matices psicológicos, así como la intensidad dramática y el acierto compositivo de ellas contribuyeron, sin duda, a la muy buena aceptación de estas obras, punzantes retratos de la sociedad inglesa del momento.

Un ejemplo donde fue protagonista!!!

Como espía de La Puerta de Calais…

El cuadro está ambientado en la Puerta de Calais, ciudad portuaría francesa, desde la cual partían los buques hacia Dover. Hogarth seguramente tuvo que esperar para cruzar el Canal tomando notas en su cuaderno… !siempre dibujaba! Era incansable!

Un aduanero francés, sospechó que se trataba de un espía y ordenó su detención. Hasta que se aclaró el problema, estuvo arrestado en una posada de Calais: Le Lion d’ Argent.

Una vez en Inglaterra, pintó la obra.

Una enemistad secular…

La rivalidad  franco -británica se puede visualizar y explicar en un óleo del pintor,  en el cual se pone de manifiesto esta enemistad  histórica. 

71prOym3ftL._AC_SL1001_

Es un óleo sobre lienzo que se exhibe hoy en la Tate Galleries de Londres se titula  irónicamente: “El roast beef de la Vieja Inglaterra”. Lo pintó en 1748, después de un viaje a Francia.

Francia bajo el símbolo de la ave rapaz...
Si la observamos, en lo alto de la puerta, sobre la cruz que corona los escudos hay un ave rapaz, esta, se omite en el posterior grabado. La imagen, quería transmitir que los aduaneros franceses eran aves rapaces, que creaban falsos problemas para que el pobre desgraciado que cayera entre sus garras tuviera que buscar un picapleitos, que ellos mismos le proporcionaban y previo pago… el problema se arreglaba.

William_Hogarth_063

El símbolo de Inglaterra, el roast beef!

La escena principal en el centro de la composición: un robusto fraile que mira con deseo la enorme pieza de roast beef, envuelto en un lienzo blanco que tiene una inscripción: “For Madm. Grandsire at Calais” La señora regentaba la Fonda de Le Lion d’ Argent, donde él pintor fue arrestado. 

El roast beef  es objeto de una mirada codiciosa por parte de los soldados franceses que están comiendo una triste sopa. Al mismo tiempo, a la izquierda hay unas pescadoras, que miran con ilusión una carpa que han pescado…

Un soldado, patrulla la Puerta. Detrás de este, un hombre sentado escribiendo. ¡Es Hogarth tomando notas…!!! Sobre de él, asoma una pica…la del soldado que lo va a detener.

La Puerta de la ciudad nos deja ver una procesión religiosa, las mujeres se arrodillan a su paso y cierra la escena un necesitado sentado sobre el piso de tablas…

Explica a su manera…

Los franceses pasan hambre y tienen envidia del roast beef  inglés…los aduaneros franceses son unas aves papaces, hacen todo lo posible para robar a los pobres viajeros que cruzan el Canal!!!

Sus retratos

Hogarth no abandonó nunca la especialidad del retrato y se dedicó también a plasmar por escrito sus ideas estéticas: La anatomía de la belleza, una de sus obras que gozó también de gran éxito.

Definió sus trabajos como: comic history painting

Sus grabados satíricos fueron considerados importantes precedentes de los «Comics». Hay que recordar que la palabra cómic procede de comedia, que en griego designa a las representaciones teatrales que tratan de la vida contemporánea -frente a la tragedia, que habla de héroes o dioses legendarios que desarrollan acciones sobrenaturales.

Los relatos presentes en las obras de Hogarth producían en el espectador risa o emoción en la medida en que se veían ellos reflejados, sus propias vidas.

La ópera de Igor Stravinsky, The Rake’s Progress, con libretto de W. H. Auden, se inspira en las series de Hogarth con ese título.

Entre sus numerosas secuencias de pinturas anecdóticas destacan:

La carrera de prostituta -seis escenas-

A-Harlots-Progress

La carrera de libertino -ocho escenas

ART-F970-156-788-313

La vida de un libertino no es un cuadro sino ocho momentos:

 La herencia– La levée – La taberna – El arresto – La boda – El garito – La prisión y El manicomio.

Narra la vida del hijo de un rico comerciante que se gasta su herencia en lujos, prostíbulos y juego, y no termina muy bien.

Esta manera de contar una historia en varias escenas, en varios cuadros, le valen a Hogarth el reconocimiento de “pionero de la historieta -comic- occidental”.

Y al igual que las historietas, estas series terminan difundiéndose de manera masiva.

En su momento no se venden bien como cuadros por ello Hogarth realiza los grabados e imprime una gran cantidad de reproducciones.

Se suma al virtuosismo de Hogarth para que estas escenas se conviertan en referentes fundamentales de la imagen de aquella sociedad.

Matrimonio a la moda-

Seis cuadros de 70 x 90 cm, pintados al óleo entre 1743 y 1745. Se conservan en la National Gallery de Londres su propósito inicial fue servir de modelo para grabarlos en planchas de cobre. Los grabados, que plasman cada composición de forma invertida, tuvieron una enorme difusión en la Inglaterra del siglo XVIII.

Despiadada sátira contra los convencionalismos sociales y casamientos acordados sólo por dinero. Se leen de manera secuenciada, como un folletín plasmado en una historieta. Los títulos de cada cuadro son: El acuerdo matrimonial– El cara a cara – La consulta del médico – La toilette – El bagnio – y La muerte de la condesa.

hogarth-le-contrat-de-mariage-londres-national-gallery

La primera imagen de la serie representa el acuerdo matrimonial de antes de 1743, A la derecha aparece el conde Squander arreglando el casamiento de su heredero con la hija de un rico mercader, que se distingue al otro lado de la mesa por su llamativa casaca roja. El conde señala el árbol genealógico de la familia, que se remonta a Guillermo el Conquistador para corroborar la nobleza y antigüedad de su linaje, mientras apoya en un taburete su pie enfermo de gota, signo de degeneración, el taburete, decorado con su corona.

Por la ventana se distingue la nueva mansión que está construyendo en Londres en estilo neoclásico, inacabado por falta de recursos; un acreedor presenta al conde sus facturas.

El mercader examina atentamente las cláusulas del contrato matrimonial, que sostiene con la derecha, sobre la mesa, un montón de monedas de oro: se trata de la dote de la novia que la figura con gafas acaba de entregarle.

Los novios se encuentran a la izquierda pero no muestran ningún interés el uno por el otro. El hijo del conde se mira a sí mismo en un espejo, actitud narcisista propia de la nobleza, la hija del mercader se deja asesorar por otro letrado, de nombre Silvertonguelengua de plata.

Dos detalles iconográficos que refuerzan el tema representado: dos perros en la esquina inferior izquierda, simbolizan la fidelidad del matrimonio y el cuadro redondo de marco rococó colgado en la pared izquierda, en el que una cabeza de Medusa mira horrorizada la situación.

Campaña electoral.

Igual que las anteriores, todas las obras se grabaron después de ser pintadas, lo cual contribuyó a su difusión y de un éxito por igual en todas las capas sociales.

Pedir el voto.

hogarth-une-election-la-brigue-des-votes-1754

Cuatro imágenes de una elección- 1754-William Hogarth se encuentra en el Londres, Soane’s Museum.

En el centro, un campesino es halagado por los representantes de los dos partidos. Cada uno le ofrece con una mano, la papeleta de voto y con la otra le desliza una bolsa de dinero. El cartel de la posada, muestra al personaje de Punch arrojando monedas de oro a la muchedumbre. A la izquierda, el león británico, símbolo del país, en un vulgar asiento frente a la posada.

Cada detalle de la pintura lleva un mensaje específico y todo forma un conjunto armonioso.

William Hogarth -Londres, 10 de noviembre, 1697- 26 de octubre, 1764 artista británico, grabador, ilustrador y pintor satírico.  En aquella época, los grandes encargos artísticos, eran acaparados por artistas extranjeros, dentro de un estilo rococó que Hogarth detestaba, lo consideraba artificial.

Los reyes y la nobleza inglesa subestimaban a los artistas nacionales y preferían convocar a los más cotizados del continente, lo que explica que desde el siglo XVI, los artistas ingleses fuesen eclipsados por autores extranjeros instalados en el país como Hans Holbein el Joven, Rubens, Van Dyck, Orazio Gentileschi, Sebastiano Ricci y Canaletto.

Fue aprendiz del grabador Ellis Gamble en Leicester Fields, donde aprendió a grabar, se interesó por la vida de las calles y ferias londinenses, se entretuvo esbozando los personajes que veía. 

Hogarth criticaba el gusto inglés, la mitología, los retratos pomposos, pero la falta de encargos le obligó a flaquear en sus convicciones: abordó otros temas pero no alcanzó resultados convincentes.

Los detalles

En sus obras, son los preciosos detalles que hacen que cada pintura sea un tesoro de alusiones finas y perspicaces: Hogarth, como Dickens, experimentan una gran fascinación por todo lo que se proponen condenar.

William_Hogarth_006

En 1745 se representó junto a su perrita Trump en un famoso autorretrato hoy en el Tate Britain de Londres inspirado en el autorretrato ovalado de Murillo, el pintor español, ahora en la National Gallery de Londres.

En el, Hogarth procuró reflejar su personalidad: viste ropajes modestos, el perro, es símbolo de perseverancia y fidelidad a sus principios…

Defendía la expresividad del trazo curvo frente al sobrio neoclasicismo reinante.

Junto a su efigie aparecen varios de sus libros satíricos favoritos. Una paleta muestra la inscripción The line of Beauty –El análisis de la belleza, que alude a su tratado de estética que estaba preparando y publicó en 1753 acompañado de grabados.

El-analisis-de-la-belleza-de-William-Hogarth-Casimiro-Libros

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s