Zurbarán…Jacob y sus hijos

JACOB

Como se usaba por entonces, Zurbarán, el excelente pintor español, realizó una serie de cuadros pintando a Jacob y sus doce vástagos. Las llamadas «Series»… varios cuadros de idénticas proporciones como fueron los 12 apóstoles o «Apostolados» realizados por «El greco»…o bien las «Santas» que el mismo Zurbarán realizara. Esta era una serie de hermosas jóvenes lujosamente ataviadas de la sociedad sevillana retratadas con los atributos de santas mártires de la Iglesia. Trece óleos de grandes proporciones-197×101 centímetros cada uno.

No se sabe muy bien cuál era el destino de esta colección conocida como «Las doce tribus de Israel», pintada en torno a 1640 en Sevilla por el artista español, bien pudo ser un encargo de una orden religiosa o de rico mercader judío.

Los hijos de Jacob, cada uno de ellos con el atributo que lo identifica según el Antiguo Testamento.

Jacob y sus esposas:

Hijos de Lía: Rubén, el primogénito, Simeón, Leví, Judá, Isacar y Zabulón.

Con Raquel: José y Benjamín, este el duodécimo hijo, no fue obra de Zurbarán sino de Arthur Pond, un artista, copista y crítico de arte del siglo XVIII. El original se vendió al duque de Ancarta y se preserva en el castillo Grimsthorpe, en Lincolnshire, a unas dos horas de Bishop Auckland, el pueblo que da nombre a la histórica residencia de los obispos de Durham.

de su criada Bilá: Dan y Neftalí.

Y con Zilfá, la criada de Lía. Gad y Aser.

Una Suposición…

Entre 1640 y 1645, los galeones llegaban desde América cargados de oro y zarpaban con las bodegas llenas de productos españoles, entre otras cosas, obras de arte.

Zurbarán empezó a producir pinturas religiosas para el mercado americano. Ya en 1638 reclamaba el pago de una suma que le debían a Lima- Perú. Un siglo después, la colección reaparece en un barco español apresado por piratas ingleses.

Actualmente..

Las tribus de Israel en Auckland, condado de DurhamInglaterra.

No extraña para nada que las tres series conservadas mantengan las características compositivas más notables de Zurbarán: la presentación de figuras imponentes capaces de reproducir el efecto de la imaginería procesional.

Magnífico tratamiento de la pintura en los tejidos y del color, ya lo había demostrado en otras oportunidades !Un especialista en «tejidos» exquisitos y «Telas» ricamente labradas! Herencia de sus ancestros dedicados al comercio textil.

Dominio en el efecto de la tridimensionalidad como consecuencia de su manejo del claroscuro.

Folclorismo apreciable en los rostros quizás con intención deliberada de estimular la fe y la devoción de los creyentes a partir de la presentación de los patriarcas del Antiguo Testamento según las tendencias estéticas del momento.

Los distintos personajes se identifican por los atributos que les caracterizan a cada uno de ellos, entresacados del pasaje bíblico que recoge las palabras que Jacob les dedicó:

12 tribus mosaico

Ruben «mi primogénito eres tu mi vigor y las primicias de mi virilidad…», su símbolo es la columna.

Judá «…cachorro de León es Judá… no se irá de Judá el báculo, el bastón de mando…», sus símbolos son el león y el cetro.
Dan «…juzgará a su pueblo… sea Dan una serpiente junto al camino…», su símbolo es la serpiente.

Simeón «…hermanos que llevaron al colmo la violencia con intrigas…», el símbolo de Simeón es la espada.

Leví-El de Leví el Turíbulo.

Neftalí «… es una cierva suelta que da cervatillos hermosos…», su símbolo es el ciervo.

Gad «…atracadores le atracan, pero él ataca su retaguardia…», su símbolo es su indumentaria militar.

Aser «…tiene pingue pan, y da manjares de rey…», su símbolo es la cesta de pan.

Isacar «…es un borrico corpulento…», su símbolo es el asno y el saco cargado a sus espaldas.

Zabulón «…habita en la ribera del mar y es tripulante de barcos…» su símbolo es el ancla…».

José «…un retoño es José, retoño junto a la fuente… por él Dios tu padre, pues él te ayudará…!
sean para la cabeza de José, y para la frente del consagrado entre sus hermanos…»,
su símbolo es él cetro.

Benjamín «lobo rapaz, de mañana devora su presa, y a la tarde reparte el despojo…»; su símbolo es el lobo.

Jacob lo pinta Zurbarán como un anciano encorvado de larga barba blanca.
Según señala Paul Guinard, Zurbarán se inspiró para este ciclo en los grabados flamencos, indicando como fuentes los «Sacrarum Antiquitatum Monumenta», editados por Plantin- Amberes- 1577, con grabados de Luis Hillemess de Anderilach, y los bustos de los hijos de Jacob de Karel Van Mander y Jacques Gayn y la serie de personajes de pie en el campo de Crispín Van der Broek, grabados por Pieter Jode.

Por largos caminos…

Un ambicioso plan que se concreta.

Convertir el Castillo en un centro turístico-cultural especializado en arte religioso y pintura del Siglo de Oro español un centro de la Historia del Arte Español y la cultura española en el Reino Unido.

Los icónicos retratos de Jacob y sus hijos decoran desde 1756 el comedor del Castillo de Auckland principal sede del anglicanismo en el noreste de Inglaterra, propiedad de la diócesis de Durham.

Durante más de 800 años fue residencia oficial del obispo de Durham desde 1832 hasta julio de 2012 con un parque de 3.2 km² antiguamente era utilizado por los obispos para actividades cinegéticas, con sucesivas remodelaciones en su estilo gótico georgiano de finales del Siglo XVIII. Los lienzos fueron adquiridos por el obispo Trevor allá por 1756 por 125 libras a un rico comerciante judío llamado James Méndez.

La colección formada por 13 piezas de idénticas medidas. El duodécimo hijo, Benjamín, no es obra de Zurbarán sino una copia de Arthur Pond, un artista, copista y crítico de arte del siglo XVIII.

Según Rowena Hackwood, directora de la Fundación: “Sus invitados tenían que sentarse bajo la fulminante mirada de los patriarcas de Israel. Fue un acto de protesta” el obispo Trevor se rebeló contra el gobierno y los parlamentarios que acababan de repeler una recién aprobada ley de emancipación de judíos residentes en Inglaterra. “Estaba furioso. Colocó los retratos en su comedor para criticar la falta de tolerancia. Son símbolo de quienes están dispuestos a defender los derechos de las minorías”, celebra Hackwood.

Las pinturas escaparon por la década del 2000 del mercado de subastas gracias a la intervención del financiero y filántropo Jonathan Ruffer, quien invirtió cerca de 18 millones de euros en el rescate.

«Los Hijos» ya viajaron a visitar «la tierra prometida» a una exposición en Jerusalén y también a otras latitudes, tienen convenio con el Museo del Prado de Madrid… y se le siguen sumando instituciones prestigiosas.

Finalmente…

Quedó inaugurado el Museo del Castillo de Auckland donde asistieron el Príncipe Carlos y la Reina Leticia, Ruffer, que llevaba meses trabajando en esta visita, no pudo estar presente tras contagiarse de covid-19…

Además de los» hijos de Jacob» se pueden apreciar valiosas obras españolas.

Obras religiosas de José de Ribera con su cuadro «San Francisco», Bautista Maíno con «San Antonio de Padua«, o la «Madre Dolorosa» de Jerónimo Espinosa, Velázquez, con el «Cardenal Pamphili», cedido por el Museo de la Sociedad Hispánica de Nueva York, o «Felipe IV caza de jabalí», del mismo artista y prestado por la National Gallery de Londres. La colección se complementa con otros préstamos, incluidas obras del Museo y Biblioteca de la Hispanic Society de Nueva York que nunca antes se habían mostrado en el Reino Unido.

276243167-973643926605747-3639429517377870724-n_09992cde_1200x799

Sumamente interesante es » el detalle» que el visitante camina sobre un dibujo del río Guadalquivir por Sevilla, sus meandros hasta su desembocadura al recorrer sus salas…

InkedEl_Río_Guadalquivir_en_el_siglo_XVIII_LI

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s