«Das Wunder Karajan»

Karajan

Si…eso fue el célebre director de orquesta austríaco, Herbert Von Karajan, altamente reverenciado por sus músicos y seguidores y  profundamente detestado por los críticos y la otra mitad de los melómanos, polémico si los hay, pero nadie como él para representar la dirección orquestal del siglo XX.

Su carisma, su forma apasionada de acercarse a la música, su capacidad única para arrancar las más brillantes sonoridades a la orquesta, el «sonido Karajan», lo convirtieron en la batuta más popular y aclamada de toda la centuria y también en una de las figuras más polémicas de la música por quienes le criticaban su afán megalómano, su superficialidad a la hora de afrontar el repertorio cerrado a las nuevas corrientes musicales.

El tiempo que ha  transcurrido desde su desaparición  -1989, permite valorar con más objetividad su trayectoria y su legado. Si bien tuvo claroscuros en su carrera y por ello despreciados por muchos, su obra es sencillamente,con mayúsculas y puestos de pie…  DES-CO-MU-NAL!
Niño prodigio  del piano, Karajan  -1908- 1989- estudió en el Mozarteum de su ciudad natal. Alentado por su maestro Bernhard Paumgartner, se trasladó a Viena, donde su interés derivó hacia la dirección orquestal.

Debutó en tal disciplina, al frente de una orquesta de estudiantes, en la Academia de Música de la capital austríaca en 1928. Al frente de una orquesta profesional, la de Salzburgo, en 1929 con Salomé, y nombrado director de orquesta del modesto teatro de la Ópera de Ulm y de la Sinfónica de Aquisgrán, se había convertido en el más joven ‘Generalmusikdirektor’ de la historia, había firmado un contrato con Deutsche Grammophon y la crítica alemana se refería a él como «el milagro Karajan».  En esa época debutó en las óperas de Viena (1937) y Berlín (1938) La derrota de Alemania frenó temporalmente su carrera al serle prohibida toda actuación por su clara vinculación al régimen de Hitler, así y todo, ayudó a fundar la Filarmónica de Londres en 1948.

A la muerte de Wilhelm Furtwängler a cargo de la dirección de la orquesta de Berlin en 1954, Von Karajan abandonó la formación londinense para aceptar la dirección de la Filarmónica de Berlín, desde siempre uno de sus más anhelados objetivos. Director VITALICIO nada menos. Desde 1955 hasta 1989, cuando presentó su dimisión, convirtiéndola en una de las más prestigiosas del mundo.

Decir Karajan equivalía al refinamiento más absoluto, al sonido más perfecto, de las interpretaciones canónicas. Tuvo negocios vinculados con compañías grabadoras: entre ellos, la poderosa discográfica Deutsche Grammophon, en la que un tercio de sus beneficios dependían de sus grabaciones; una agencia artística que contrataba los mejores intérpretes actuales; la compañía Telemondial, productora de películas y videos musicales; la americana Columbia Artist Management INC; y los Festivales de Pascua y Pentecostés de Salzburgo, que él mismo dirigió. Tras su muerte su legado ha sido cuestionada por algunos críticos, lo cierto es:  Von Karajan, por derecho propio, es uno de los directores «estrellas» del siglo pasado.

En su historia personal algo para tener en cuenta…

No fue inmune al amor inconstante del führer. En 1939, von Karajan dirigió la obra de Wagner, Die Meistersinger, que fue un fracaso total. Hitler, presente entre el público, lo tomó como una ofensa personal y teóricamente nunca se lo perdonó. Más escandaloso aún, von Karajan se casó con Anita Gutermann en 1940, la heredera de una fortuna textil de ascendencia judía. El matrimonio era un disparate total. Tampoco beneficiaba  su carrera dirigir, como hizo, obras de Einem, un compositor encarcelado por la Gestapo, cuyas obras fueron prohibidas.

En 1946 el Ayuntamiento de su ciudad natal le encargó organizar el Festival de Verano, pero las autoridades (aliados) lo prohibieron, y tuvo que limitarse a estar junto al apuntador y ayudando a los cantantes. En ese momento, apareció  Walter Legge, un productor discográfico inglés a quien le habían encargado buscar un director capaz de ponerse al frente de una nueva orquesta, la Philharmonia, para grabar  un  gran repertorio para la compañía EMI.

 Un precursor… toda su vida

Berliner_Philharmonie_4

La sede original de la orquesta de Berlín fue destruida durante la Segunda Guerra Mundial y Von Karajan impulsó la construcción del nuevo edificio como sede de la orquesta Filarmónica berlinesa en el área de Berlín conocida como Kulturforum. Inaugurada el 15 de octubre de 1963 con la Orquesta Filarmónica de Berlín dirigida por Karajan. El Auditorio principal, con una capacidad para 2440 personas, dan conciertos orquestas invitadas, conjuntos de cámara de todos los estilos e importantes solistas.

arquitectoObra, del arquitecto alemán Hans Scharoun,  ejemplo de maestría en el diseño de auditorios, desde el punto de vista del diseño arquitectónico como de la acústica.

sala

“El circo de Karajan” fue el nombre con el que los berlineses bautizaron la sala… se ha convertido en una de las más emblemáticas de Berlín y un modelo para muchos otros auditorios del mundo. El gran órgano de concierto que dispone la sala, con 72 registros, construido en 1965 por la empresa Schuke, de Berlín.

Durante décadas fue un «director imprescindible»

Dirigió la Ópera de Viena , el festival de Salzburgo, era titular de la Filarmónica de Berlín y al mismo tiempo lo fue de la de París y colaboraba habitualmente con la Philharmonia y la Filarmónica de Viena, hizo giras interminables por Japón y Estados Unidos… fundó en 1972 la «Academia de la Orquesta»  donde se preparan de manera sistemática a músicos sobresalientes para poder trabajar en una orquesta de primera fila. Durante la era de Karajan, que duró 35 años, la Filarmónica de Berlín consolidó su fama como una de las mejores del mundo.

Siempre  un adelantado.

Karajan fue el primer director que se dio cuenta  que la música en disco no suena exactamente igual a como la percibe el auditorio cuando escucha a la orquesta en vivo. Por eso, se empeñó en crear un sonido super refinado y brillante, que fue su exclusividad…y lo logró!!!. Durante los años ’60, cuando los LP ya eran estereofónicos y la calidad de las grabaciones alcanzaba niveles no muy distantes de los actuales. 1962 produjo el primer ciclo de las sinfonías de Beethoven en estéreo.

Decir Karajan equivalía al refinamiento más absoluto, al sonido más perfecto, de las interpretaciones canónicas. Por 1970, el primer «supervideo» con “Finlandia” de Sibelius en una espectacular lectura, tanto sonora como en imágenes.

karajan-sonido

Cuando apareció el CD

Esto inspiró una serie de grabaciones históricas de obras que nunca antes había grabado. 1980 incluyendo la “Sinfonía Alpina” de Strauss y el “Parsifal” de Wagner.

La Comisión Europea decidió encargar un arreglo de la Novena de Beethoven para que se convirtiera en el himno de la UE, lo encargó a Karajan, quien no tenía experiencia como compositor ni adaptador de obras ni siquiera su país Austria  estaba entonces en la Unión. Pero no había nadie más famoso!!!

Cuando deseaba algo…allí estaban los sellos discográficos para proporcionárselo. Como dirigir a una joven promesa para un lanzamiento internacional, lo hizo con una Anne-Sophie Mutter de sólo 13 años.

karajanmutte

Reunió a los mejores solistas: Rostropovich, Oistrakh y Richter para el Triple concierto de Beethoven; nunca hubo tanto talento junto en un disco.

Uno de los efectos fue la creación de un verdadero «star system» musical que elevó los cachés y por ello protestaron los Teatros, Festivales y demás.

Karajan siempre sintió debilidad por el sonido y la técnica.

No quedan dudas de que amaba la conducción y el refinamiento sonoro, no solo lo demostraba con la conducción de la orquesta sino como conductor entusiasta de su Porsche, piloteaba su avión, su velero. Su trabajo final del bachillerato en Salzburgo lo escribió en 1926 sobre «Termodinámica y motores de explosión», y a continuación estudió «construcción de maquinaria» durante tres semestres. Un año después de su entrada en la Filarmónica de Berlín adquirió su primer Porsche 911. A lo largo de los años condujo un Porsche 356, Speedster, un 550 A Spyder, dos 959 y varios 911.porsche-normal (1)

Austria

porsche-normal

Después de un concierto,le gustaba ponerse al volante de su Porsche. Cuando estaba en su yate, Karajan llevaba el timón como lo haría un solista a través de un concierto, con firmeza y decisión también en buceo de profundidad, esquí, escalada en la montaña o en el pilotaje de su avión a reacción.

Lo detestaban, era considerado excesivamente egocéntrico y decían que su  sonoridad era «vacía». Dirigía con los ojos cerrados, no utilizaba partitura, sus entradas eran ambiguas…
Pero a sus músicos no les importaba… siempre dirigía de memoria. Solo si algo salía mal, un ojo se abriría por un momento.

Algunos recuerdos…

«Tenía una energía arrolladora» decía el violonchelista Asier Polo. Su forma de dirigir, propia de los grandes…  «levantan una ceja y la orquesta sabe reaccionar».

León Spierer-concertino que veneraba a Karajan: “Es el director más fascinante con el que yo haya trabajado. Al principio estaba un poco aterrorizado. Él exigía una forma de tocar firme pero, a la vez, no agresiva, a la cual yo no estaba tan acostumbrado. Quería que los músicos se escucharan a sí mismos, no confiaran demasiado en el director, por eso en los ensayos marcaba poco a propósito. Sabía exactamente lo que quería.”

Gilian Eastwood– segundo violinista decía: «Poseía una técnica prodigiosa en los ensayos y buena relación con la orquesta, conseguía sacar sonidos excepcionalmente hermosos movía los brazos de otro modo… a la batuta la apoyaba en el dedo indice para deslizarla como un vuelo lo que confería a la música una calidad propia de sus interpretaciones la célebre «línea Karajan».

El director japonés Seiji Ozawa, discípulo de Karajan en Berlín, en su libro de conversaciones con el escritor Murakami. Ozawa señala «la audición» como el punto decisivo en los ensayos de Karajan: “Él les señalaba a los músicos, ahora escuchen el violonchelo… ahora escuchen el oboe. Karajan era un genio absoluto en este aspecto”.

Cuenta Spierer«Teníamos grandes directores invitados con los que hicimos conciertos formidables. Pero llegaba Karajan al primer ensayo, bajaba la batuta, y el sonido era otro. Explíquemelo -decía Spierer– porque yo no lo sé”.  «Sus conciertos eran un placer, pues confiaba a tal punto en su orquesta que se dedicaba no a dirigirla, sino a inspirarla».

Según Clemens Hellsberg, primer violín de la Filarmónica de Viena, Karajan era una figura solitaria, ya sea caminando en las montañas, o meditando en casa. Michael Hampe,cuenta que no le gustaba que la gente se acercara físicamente a él, y uno de los contrabajos de Berlín, Klaus Stoll, que tocó admirablemente para Karajan durante 24 años, logró hablar con él sólo una vez en todo ese tiempo.

Will Crutchfield- Musicólogo y director Estadounidense- «Karajan era búsqueda!! …la del sonido orquestal… «fijar los sonidos en movimiento» esa era su fascinación y su materia de estudio. Logró la lucidez, la perfección y la coherencia orquestal de manera natural que se convirtió en modelo musical, sus grabaciones atestiguan sus logros».

Peter Riesgelbawer contrabajista y presidente de la filarmónica dijo:» Marcó a nuestra orquesta como a ninguna otra. Tenemos mucho que agradecerle infinitamente. Por una razón misteriosa el sigue viviendo entre nosotros. Su sonido tan característico así como el perfeccionismo continua siendo nuestra meta».
Mariss Jansons-director de orquesta, recordaba el “Otello” de Karajan en Salzburgo como una de sus grandes experiencias como oyente. «Tras él no pudo dormir en toda la noche… » y se dedicó a pasear y pensar.

Dejó una serie de grabaciones inolvidables… 

Fundamentalmente: obras del romanticismo y el clasicismo vienés, sin dejar de lado la ópera y la música de la primera mitad del siglo XX.  Las sinfonías de Beethoven, la monumental obra de Wagner bajo la batuta de Karajan, son y serán referencia fundamental en la historia de la música.

Herbert von Karajan tiene más de 300 millones de discos vendidos, más que los Rolling Stone o Britney Spear.

Karajan elaboró con la orquesta una cultura sonora específica, con una perfección y un virtuosismo desconocidos hasta entonces y que constituirían una sólida base para el triunfo nacional e internacional del conjunto. En 1989 por ciertas desaveniencias con las autoridades de Berlín, problemas de salud y desacuerdos con los músicos
anunció su retiro y …todos estuvieron complacidos.

Headstone_of_Herbert_von_Karajan_-_Anif,_Austria

Von karajan muere en 1989 en Anif, un 16 de julio a los 81 años y allí está sepultado. El día que murió, el rotativo francés ‘Le Monde’ escribió: «Dieu est mort».

Eso fue Karajan en el mundo mediático y discográfico: el «Rey Midas», el dios de la reproducción sonora y el video. No era solamente  música de Beethoven. Era todo lo que hay de música entre Haydn y Schöenberg!!… Vivaldi, Mozart, Schubert, Mendelssohn, Brahms, Richard Strauss, Chaikovski, Wagner, Bruckner...su último disco fue la Séptima de Bruckner, con un Karajan ya enfermo que nos deja, un extraordinario adagio, «su testamento espiritual». Le sucedieron en el «Podio» al frente de la Filarmónica de Berlin: Claudio Abbado italianoSir Simón RattleInglés y en la actualidad Kirill Petrenko.

Para terminar, su versión de la «Pasión según San Mateo» de Bach, maravilloso drama musical de un grande por Herbert von Karajan …lo más!!!.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s